Carne recetas sanas para perder peso

Para completar correctamente y que le de ese gusto delicioso que requiere su carne, debe preparar un bistec a la parilla en el cual se inicia,se lava la cabeza del solomillo se corta un filete del espesor de un centímetro y de un peso aproximado de 100 gramos, se le quitan los nervios y grasas, y aplanado un poco para igualar el corte.

Se sa­zona de sal y se baña de una cucharada de aceite crudo, se coloca en parrilla, y dorado por igual (por los dos lados), se sirve acompa­ñado de una legumbre, puré de patatas, guisantes o castañas o de patatas fritas, adornando la fuente con un ramo de hojas de berros.
Carne recetas sanas para perder peso

Tomate, zumos y sopa, recetas sanas para perder peso

Notas.—Como quiera que el bistec resulta, por su peso, algo pequeño, si hay que darle un centímetro de espesor, pueden hacerse del centro del solomillo aplanando un poco hasta dejarlo del grueso indicado, pues si resulta muy espeso, parece más un tournedó que un bistec; claro es que todo depende del peso del bistec.

La carne de vaca debe presentarse poco pasada, y su interior debe ser un color sonrosado.

Entrecote a la parrilla

De la parte del lomo bajo se corta un filete de medio centímetro de espesor y un peso no menor de 125 gramos, se le quita algún ner­vio y se sazona de sal, se baña con una cucharada de aceite y se coloca en parrilla o se asa a la placa; dorado por un lado, se le da la vuelta, procurando que, una vez asado, resulte poco hecho, san­grando se sirve en punto, acompañado de legumbre, patatas, puré o ensalada del tiempo.

Carne recetas sanas para perder peso

Legumbres y alcachofas recetas sanas para perder peso

Solomillo asado

Obtenido un trozo de un kilo de la cabeza o centro del solomi­llo, se limpia de nervios y grasa y se sujeta con bramante, se colo­ca en placa besuguera sobre un lecho de recortes del solomillo, se baña con medio decilitro de aceite o 50 gramos de manteca de cer­do, se espolvorea de sal y se pone la placa a horno fuerte moderado de cuarenta a cuarenta y cinco minutos, no olvidando de regar la carne con una cuchara cada diez minutos; a mitad de asar se le da la vuelta y se deja asar hasta completar la cocción, que debe ser jugoso y sonrosado en su interior.

Una vez asado, se coloca en cacerola, tapándola, y se deja su­dar diez minutos. La placa se decanta y se quita toda la grasa, se moja con dos cucharadas de jerez y se deja hervir hasta evaporarse el vino; entonces se vuelve a mojar con cuarto de litro de agua hir­viendo, se concentra a decilitro y medio y se pasa por una estameña.

Este asado se puede servir adornado con una legumbre de las explicadas, y el jugo se sirve en salsera.

Notas.—Como quiera que la carne, preparada en la forma explicada, la pueden comer enfermos y sanos, hemos explicado para seis personas, mínimo de cantidad que puede prepararse, se reserva el trozo sobrante y al día siguiente se sirve en fiambre acompañado de una ensalada del tiem­po y salsa mayonesa.

Este trozo se puede asar mechado con tiras de tocino saladillo.

Rosbif asado

Se prepara un trozo de un kilo a kilo y cuarto, empleando el lomo bajo y que corresponde a un lomo no muy grueso, ya que de la cabeza es imposible el obtener un lomo de este peso; el lomo, asado.

Se prepara y se sirve como el solomillo.

Nota.—Denominamos rosbif al lomo por ser más corriente este nom­bre, no olvidando que el rosbif se hace de la parte del lomo, de chuletas; pero de esta pieza no se pueden preparar trozos de menos peso de cuatro kilos en adelante.

Tapa de vaca asada

Se escoge un trozo de un kilo y cuarto y se prepara y se sirve como el solomillo asado.

Carne recetas sanas para perder peso

 Lechuga, recetas sanas para adelgazar 

Babilla braseada a la Inglesa

Se escoge un trozo de babilla de un peso aproximado de kilo y medio, se limpia de algún nervio y grasa y se ata para darle forma cilíndrica, se sazona de sal y se reserva.

En cacerola se echa medio decilitro de aceite o 50 gramos de manteca de cerdo, y caliente, se echa el trozo de carne preparado, dejándolo freír hasta formar costra; entonces se decanta la cacero­la y se quita toda la grasa, se añaden 50 gramos de cebolla, 50 gramos de zanahoria, 25 gramos de puerro y 15 gramos de apio cortado en lonchas, 150 gramos de tomates en trozos, sin pipas; un ramo de hierbas y se moja con un decilitro de vino blanco.

Carne recetas sanas para perder peso

 Pastas y navos, recetas sanas para adelgazar

Tapando la cacerola herméticamente, se pone a horno fuerte y se deja brasear hasta evaporarse el vino; entonces se vuelve a mojar con cuarto de litro de agua, y tapada, se deja brasear despacio una hora, apro­ximadamente, o un poco más; todo consiste en la clase de la carne. Durante el braseado debe tenerse en cuenta que no le falte un de­cilitro de caldo, en cuyo caso se completa con agua. Una vez bra­seada la carne, se retira y se aumenta hasta cuarto de litro de cal­do, se hierve unos minutos y se pasa por una estameña.

Se sirve parte de la carne cortada en lonchas, acompañada de una legumbre co­cida al vapor, y el jugo se sirve en salsera, reservando el trozo so­brante para servirlo como fiambre.

Las legumbres deben formar montículos alrededor de las lon­chas, o pieza si se presenta entero.

También puede servirse con las legumbre que ha braseado la carne.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *