Dieta de la leche para quemar grasa

Nuestro alimento básico más importante es la leche, un ali­mento natural que desde el nacimiento proporciona al recién nacido todos los nutrientes que necesita. Debido a su iniguala­ble riqueza en hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas y minerales, la leche resulta muy adecuada para una cura de unos pocos días.

Un cuarto de litro de leche entera contiene 12 g de hidratos de carbono, 8 g de proteína y otros 8 g de lípidos. Contiene to­das las vitaminas, incluso la B12 que no se encuentra en los ali­mentos vegetales, así como todos los minerales y elementos vestigiales importantes.

Sin embargo, el hierro y la vitamina C sólo están presentes en cantidades pequeñas, pero es rica en cal­cio. Un litro contiene 1,2 g de este mineral imprescindible para los huesos y los dientes.

Con leche como único alimento se puede pasar un par de días, según se la tolere. Hay personas que presentan una reacción alérgica.

Si van a seguir una dieta de este tipo deberán hacerlo con suero de manteca. Las mujeres deberán consultar a su médico antes de iniciar una cura de leche de varios días.

Muchas tienen carencia de hierro, que en el curso de este régimen se acrecenta­ría. Como ya se ha dicho, la leche contiene poco hierro.

Dieta de la leche para quemar grasa

Cómo actúan los días de leche

Quien bebe diriamente tres litros de leche entera, a través de los hidratos de carbono, proteínas y grasas que contiene toma cerca de 2.000 calorías.

En condiciones normales, con un apor­te calórico tan considerable no se adelgazaría. Pero en la leche la mayoría de las calorías se encuentran en la grasa y ya que una dieta pura de este tipo, sin componentes sólidos, pasa con gran rapidez a través del estómago y del intestino, los enzimas ape­nas tienen tiempo de volver hidrosolubles esas grasas y permitir su absorción a través de la mucosa intestinal.

De este modo, al alimentarse de leche se pierde mucha grasa y con ello también, naturalmente, las calorías que contiene. Sin embargo, lo que quedan son los nutrientes valiosos y esenciales, entre ellos la proteína con su incomparable composición.

Por consiguiente, los días de leche son hipocalóricos. Incluso si se beben tres litros diarios hay un déficit de 1.000 calorías, lo que da lugar a una pérdida de peso de posiblemente un kilo.

Componentes

Durante esta dieta, el único alimento es leche entera con un contenido de materia grasa del tres y medio por ciento. Por supuesto que un régimen así permite variaciones y se puede tomar sólo leche descremada (desnatada), pero esto apenas repercute en una mayor pérdida de peso. Las personas alérgicas a la leche pueden beber en su lugar suero de manteca.

Dieta de la leche para quemar grasa

¿Qué se puede comer?

Calorías:

Sin limitación.

Proporción de nutrientes:

40-45% hidratos de carbono, 25-30% proteínas, 30-35 % grasas.

Hay exclusivamente leche entera o (para alérgicos) suero de man­teca para beber.

Ventajas

Una cura de uno a tres días con leche como único alimento conduce por carencia de calorías a una rápida pérdida de peso. La leche hace desaparecer además un eventual estreñimiento y estimula la actividad de los riñones.

Es también una excelente fuente de calcio y de vitamina B|2, que es importante para nues­tra vista, para la piel, las mucosas y los labios.

Dieta de la leche para quemar grasa

Desventajas

Hay personas que reaccionan alérgicamente al azúcar conte­nido en la leche (la lactosa), pues es posible que no puedan di­gerir esta sustancia.

Las alergias pueden manifestarse en mul­titud de síntomas, desde el mal aliento a la diarrea. A pesar de su gran riqueza de nutrientes y elementos esenciales, la leche cuando sirve de único alimento es muy unilateral.

Sin embar­go, se puede modificar algo este régimen estricto añadiendo pe­queños acompañantes tales como galleta de pan, verduras, una pechuga de pavo, etc.

Intolerancias/riesgos

Las mujeres antes del climaterio (que a menudo sufren una carencia permanente de hierro debida al estrés o a la alimentación) deberían consultar al médico antes del comienzo de una cura de leche.

La carencia de hierro en la dieta, unida a la pérdi­da del elemento en el curso de las menstruaciones, puede pro­vocar síntomas carenciales del tipo de la anemia.

Resultado

Con la cura de leche de uno a tres días se puede reducir hasta en un kilo diario un sobrepeso excesivo. Debido a su gran riqueza en proteínas, vitaminas y minerales, la leche es excelente para un ayuno con líquidos de este tipo.

Sin embargo, hay personas que tienen una reacción alérgica al consumo exclusivo o predo­minante de leche. Por otra lado, ésta apenas contiene hierro, con lo que una carencia latente en este elemento que pudiera existir se intensificaría.

Las mujeres antes del climaterio y que se ven so­metidas en su actividad diaria a estrés, deberían consultar al médico antes de iniciar esta cura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *