Remedios caseros para fractura de fémur

Remedios caseros para fractura de fémur

¿Qué es la fractura de fémur?

Cuando hay fractura en el muslo, es el fémur el hueso que se rompe. El fémur es un hueso muy largo (el más largo del cuerpo humano) y se extiende desde la cadera hasta la rodilla. La fractura del fémur es la más grave de to das las que pueden producirse en el esqueleto, y cuando tiene lugar, el paciente es incapaz de levantar el pie o separar el talón del suelo, si ha caído. Asimismo, el pie se tuerce a un lado y la pierna con la fractura parece más corta que la otra.

Remedios caseros para fractura de fémur

Procedimiento para tratar la fractura de fémur

Cuando existe fractura de fémur hay que colocar a la víctima boca arriba, con sumo tiento. Después, con una mano bajo el talón y la otra en el empeine del pie (parte superior). Tirar con cuidado del pie con un lento movimiento de rotación, hasta lograr una postura normal del pie. Moviendo luego, suavemente, la pierna fracturada hasta alinearla con la sana. Ejerciendo una tracción moderada y constante de la misma, en tanto (a ser posible una segunda persona) prepara todo lo necesario para el entablillado.

Hay que colocar siete vendas dobladas por la mitad bajo el cuerpo del paciente, de manera que sobresalgan por ambos lados, antes de aplicar la tablilla. Las vendas deberán pasar por los huecos y arcos naturales que forman la cintura, las rodillas y el tobillo, desde donde pueden pasarse hacia arriba y hacia abajo. Hasta quedar oportunamente distribuidas.

Si hay que levantar el muslo fracturado, debe hacerse de forma que alguien sujete con cuidado los dos extremos rotos. En tanto otro individuo tire suavemente del pie para mantener la tracción de manera constante.

En estas fracturas es preciso usar dos tablillas previamente almohadilladas. Una se coloca sobre la parte anterior de la pierna, extendiéndose desde el talón hasta la axila, y la otra, en la parte interna, desde la ingle al pie.

Las dos tablillas se sostienen sujetas por medio de las siete vendas antedichas: tres en torno al cuerpo, sosteniendo la tablilla anterior, y las otras cuatro en torno al muslo y la pantorrilla, manteniendo unidas así las dos tablillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *