Dieta de la cuajada: Para adelgazar rápido

Cura de hambre con requesón, así podría caracterizarse a esta dieta, que goza de una preferencia merecida. Cuando se trata de pasar uno o varios días sólo con un alimento, resulta especialmente adecuada la cuajada, junto con determinados tipos de fruta, como son las manzanas o la piña tropical.

100 g de requesón contienen 14 g de proteínas. Mucho más importante que esta considerable proporción es el gran valor de su composición, con un total de 18 aminoácidos distintos, entre ellos los ocho esenciales. Puesto que no podemos almacenar proteínas en forma de reservas, deben aparecen todos los días en nuestra alimentación. El requesón garantiza este aporte básico.

El requesón contiene también vitamina A y -salvo la biotina- todas las vitaminas del grupo B, así como gran cantidad de calcio, fósforo, sodio y potasio. En 100 g de requesón hay además 4 g de hidratos de carbono y 0,2 g de grasas. En cuanto a energía, 100 g de este producto lácteo proporcionan 76 calorías. Con un kilo de requesón al día no sólo se satisfacen a corto plazo las necesidades de determinadas vitaminas y minerales, sino que se proporciona también al cuerpo un mínimo de calorías necesarias para la vida.

Dieta de la cuajada: Para adelgazar rápido

Cómo actúan la dieta de la cuajada

Si durante uno o dos días no se toma más que requesón, faltan primero los hidratos de carbono, proveedores de energía. La consecuencia es que el organismo reacciona de inmediato y libera sus reservas de glucógeno.

Con ello se pierde al mismo tiempo mucha agua. La aguja de la balanza y dependiendo del sobrepeso, podrá señalar a la siguiente mañana hasta kilo y medio menos.

Dieta de la cuajada: Para adelgazar rápido

¿Qué se puede comer?

Calorías: 700-1.000 diarias.
Proporción de nutrientes: 25% hidratos de carbono, 70-75%
Proteínas, aprox. 2% grasas.

Comidas:

  • Por la mañana, al mediodía y por la noche no hay nada más para comer que requesón, en todo caso con un poco de galleta de pan.

Bebidas:

  • Suero de manteca
  • Café.
  • Té sin azúcar.
  • Zumo recién preparado.

A continuación vienen las proteínas corporales, que realmente no están destinadas a servir de reserva pero que ahora deben servir como sustituto de los hidratos de carbono, transformándose en el hígado en glucosa.

Esta pérdida de proteínas provoca también una disminución de peso, aunque sea de poca entidad. Con las grasas se comienza el tercer día de la dieta.

Sin embargo, el contenido de hidratos de carbono, proteínas, vitaminas y minerales de este alimento no es suficiente para el aprovisionamiento de nuestro cuerpo.

Sería recomendable, por lo tanto, iniciar a partir del tercer día una alimentación más sana y consciente de las calorías, que incluyera de nuevo otros alimentos tales como, sobre todo, fruta, ensaladas y verduras, con algo de carne de vez en cuando

Componentes

En esta dieta no hay nada más que comer que cuajada con un contenido de materia grasa del 0,2%. Según se quiera, puede acompañarse de galleta de pan.

Dieta de la cuajada: Para adelgazar rápido

Ventajas

Uno o dos días a base de cuajada son adecuados para adelgazar con un mínimo de calorías, pero también con un aporte mínimo de proteínas, vitaminas y minerales. Con ello el cuerpo pierde fundamentalmente agua, pudiendo alcanzar la pérdida de peso dos kilos en dos días.

Desventajas

La dieta de requesón con algo de galleta de pan como único acompañante es difícil de aguantar. Sin embargo, el éxito se manifiesta en la balanza, si bien sólo a corto plazo si después no se sigue disciplinadamente un régimen de control de calorías, pues si tras los días de dieta se vuelven a aportar hidratos de carbono, se repone el agua perdida en las células corporales y vuelven los viejos kilos.

Resultado

Una cura de cuajada sólo es adecuada para uno o dos días. En este período el cuerpo pierde gran cantidad de agua, que sin embargo vuelve a recuperarse con la alimentación normal.

Por ese motivo, esta dieta debe ser una introducción a unos hábitos alimentarios más racionales. En las mujeres y los hombres que están expuestos en la vida cotidiana a factores de estrés, el segundo día de dieta puede provocar estados de debilidad.

Intolerancias/riesgos

Con uno o dos días de cuajada sólo se producen síntomas carenciales tales como debilidad, mareos o nerviosismo si la actividad cotidiana llena de estrés requiere simplemente un mayor aporte de proteínas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *