Saltar al contenido

La sobreingesta compulsiva y su tratamiento

Adem谩s de los factores anteriormente se帽alados como caracter铆sticas de un estilo diferencial de alimentaci贸n entre personas obesas y delgadas, la influencia de la estimulaci贸n externa en la conducta de ingesta ha sido ampliamente debatida.

La importancia que se ha dado a la sensibilidad con que los obesos parecen responder ante est铆mulos externos tales como el olor, sabor, presencia y aspecto de los alimentos, es tal que aunque estas respuestas forman parte del estilo de alimentaci贸n, y por consiguiente deber铆an haberse analizado en el apartado anterior, el caudal de publicaciones que han generado nos obliga a que los tratemos de forma independiente.

La hip贸tesis de la influencia de los est铆mulos sobre la conducta de ingesta fue postulada y examinada por primera vez por Schachter y sus colaboradores que, a trav茅s de diversas investigaciones, intentaron verificar una serie de presupuestos que parec铆an apuntar hacia la incidencia de los est铆mulos externos en la conducta alimentaria de los sujetos obesos (Goldman, Joffe y Schachter, 1968; Nisbett y Kanousa, 1969; Schachter, 1968, 1971; Schachter, Goldman y Gordon, 1968; Schachter y Gross, 1968; Schachter y Rodin, 1974).

Debemos evitar la sobreingesta

A partir de los resultados de dichos estudios

Schachter sugiri贸 que la ingesta de las personas con peso normal parec铆a estar controlada por factores fisiol贸gicos internos relacionados con estados de hambre y saciedad, mientras que la conducta de comer de las personas con sobrepeso estaba determinada por factores externos al individuo como son: la hora del d铆a, el sabor, el olor, la variedad de los alimentos y la visi贸n de otras personas comiendo.

Este concepto de externalidad fue derivado, en parte, de los planteamientos realizados por Bruch (1961) sobre el error de discriminaci贸n que el obeso comete entre estados emocionales internos y hambre, y los resultados del estudio de Stunkard y Koch (1964) en el que encontraron que la sensaci贸n de hambre correlacionaba con las contracciones g谩stricas en las personas con normopeso, pero no en los individuos obesos.

Los presupuestos derivados de la teor铆a de la sensibilidad ante est铆mulos externos han sido ampliamente estudiados, aunque los resultados obtenidos no conducen a una plena aceptaci贸n de la misma.

Por ejemplo, en relaci贸n con el supuesto de que la ingesta de las personas obesas est谩 determinada por factores ambientales externos, solamente se han obtenido datos consistentes respecto al factor “alimentos apetitosos”, ante los cuales los obesos parecen comer m谩s que los individuos de peso normal, mientras que el paso del tiempo, el n煤mero e importancia de los est铆mulos visuales relacionados con alimentos y el sabor de los mismos no parecen ser factores externos que afecten de distinta manera a individuos obesos y no obesos (Wooley y cois., 1979).

El an谩lisis de los estudios que examinan el otro aspecto fundamental de la teor铆a de la externalidad 鈥攍a mayor regulaci贸n de la ingesta por medio de factores fisiol贸gicos internos entre las personas con normopeso que entre los obesos鈥 muestra menos resultados positivos. A pesar de que algunos estudios han demostrado que la consumici贸n de alimentos de los sujetos obesos, comparada con la de los no obesos, est谩 menos influida por el estado de privaci贸n o saciedad (Nisbett, 1968; Schachter, Goldman y Gordon, 1968), otras investigaciones no han podido detectar estas diferencias (O. W. Wooley, 1971; S. C. Wooley, 1972).

Aunque, como acabamos de mostrar, parece que existen datos que apoyan en parte la hip贸tesis de la externalidad, creemos que en la actualidad esta hip贸tesis est谩 en v铆as de ser rechazada. Seg煤n Rodin (1978a, 1978b), el planteamiento de un control interno de la ingesta versus control externo presenta varias deficiencias, adem谩s de su escasa importancia demostrada para el problema de la obesidad.

Hay que evitar todo lo posible la sobreingesta

Entre estas deficiencias se encuentran las siguientes:

1. Muchos estudios han observado que una mayor o menor sensibilidad ante los est铆mulos externos se distribuye por igual en todas las categor铆as de peso; la mayor respuesta ante est铆mulos externos es m谩s prevalente entre sujetos moderadamente obesos que entre personas con normopeso o personas extremadamente obesas.

As铆 pues, una extremada sensibilidad ante est铆mulos externos relacionados con los alimentos no es una condici贸n ni necesaria ni suficiente para desarrollar una obesidad, aunque puede predecir un aumento de peso a corto plazo en personas situadas en ambientes en los que existen gran cantidad, variedad y novedad de se帽ales alimentarias (Nisbett y Storms, 1975; Rodin y Slochower, 1976).

2. El supuesto de que otros factores internos, como por ejemplo, la motilidad g谩strica, juegan un papel importante en la iniciaci贸n de la ingesta de personas de cualquier peso es, como se帽alan Stunkard y Fox (1971), probablemente injustificado. Por lo tanto, la sensibilidad a contracciones g谩stricas es un factor poco adecuado para mostrar el control interno de la ingesta.

3. Por 煤ltimo, y de acuerdo con lo que se帽al谩bamos anteriormente, la exclusiva dicotomizaci贸n interna o externa de los est铆mulos relacionados con la alimentaci贸n parece estar en v铆as de desaparici贸n. Por ejemplo, Cabanac (1971) y Cabanac y Faustino (1977) se帽alan que el estado nutritivo (privaci贸n versus saciedad) determina en parte la apetencia del sabor dulce.

Para concluir parece oportuno resaltar que la informaci贸n recogida hasta el momento presente indica que la mayor sensibilidad ante est铆mulos alimentarios externos se produce en todas las categor铆as de peso, a pesar de que puede ser de mayor prevalencia entre individuos con sobrepeso moderado.

Algunos est铆mulos externos, como la hora del d铆a, la apariencia del alimento y especialmente la apetitosidad, es posible que influyan m谩s la ingesta de los obesos que de los que no lo son, aunque esta diferencia parece ser m谩s importante en el aumento de peso producida en un breve per铆odo de tiempo.

[amazon_link asins=’B078XJ1N65,B07981YFHY,B0753FSGVK,B076ZSDSMB,B076ZS8P8L,B01LB2EZCY,B07B7HQLJ3,B07DC3DPMJ’ template=’ProductCarousel’ store=’comoperderpeso-21′ marketplace=’ES’ link_id=’186c529f-88cf-11e8-b6f8-034c51a42dd0′]