Remedios Caseros para los Trastornos del riego sanguíneo

Remedios Caseros para los Trastornos del riego sanguíneo

Conoce los Trastornos del riego sanguíneo

 

Causas del Trastornos en las arterias

Tener los pies fríos, sentir dolores en la pantorrilla y no encontrar el pulso en el pie son señales claras de alarma. La aparición de trastornos circulatorios deberá ser controlada por un médico especialista.

Las causas, en el 80% de los casos, son arteriosclerosis e inflamaciones de la pared de los vasos. Los trastornos circulatorios en las arterias de las piernas se denominan “pierna de fumador” porque el tabaco es la causa más frecuente de esta obstrucción vascular.

La nicotina favorece la acumulación de grasa y calcio en las paredes de los vasos. Con todas las consecuencias que ello acarrea, que incluso pueden ser mortales. Los trastornos circulatorios pueden producir una obstrucción arterial aguda: las piernas se vuelven pálidas e insensibles, y aparecen fuertes dolores.

Algunos factores de riesgo para los trastornos circulatorios arteriales son el tabaco, las congelaciones, las infecciones, la alimentación deficiente, la diabetes, el trastorno en el metabolismo de los lípidos, la hipertensión y la gota.

La mejor defensa es la prevención y el fortalecimiento del organismo, sobre todo mediante remedios naturales y una vida sana. De esta manera se eliminan los factores de riesgo.

Remedios Naturales 1: Ejercicios

Los trastornos circulatorios en las piernas se pueden aliviar mediante paseos, ejercicios de rotación con los pies y baños de brazos y piernas elevando la temperatura.

La alimentación debe tener como objetivo adelgazar: el contenido en grasa diario debe ser inferior a 60 gramos. Se debería tener en cuenta también la cantidad total de calorías.

Remedios Caseros para los Trastornos del riego sanguíneo

Trastornos en las venas: Un trastorno frecuente

Junto con los trastornos circulatorios arteriales también se dan trastornos venosos. Las venas tienen que devolver la sangre al corazón.

Éste es un trabajo muy duro para el corazón porque, por ejemplo. Cuando se está de pie, hay que transportar la sangre en dirección contraria a la fuerza de la gravedad. Por eso es sano el movimiento, ya que la utilización de los músculos de las piernas ayuda al transporte, así como una actividad respiratoria suficiente.

Si no se hace así, la circulación se vuelve más lenta ante la falta de movimiento y, como consecuencia, se producen trastornos circulatorios. Cuando no se combate, la dolencia puede llegar a ser crónica. Ya que las venas se dilatan hasta el límite de su capacidad de resistencia.

La pared vascular se altera y su capa interior se hace más gruesa: de este modo pierde elasticidad y ya no se puede adaptar a las diferencias de flujo sanguíneo. La dilatación de las venas puede conducir a la aparición de varices. Cuando la sangre fluye más lentamente, se producen coágulos que pueden llegar a obstruir las venas: estamos ante una trombosis.

Sólo se puede romper el círculo vicioso de depósitos en los vasos, constituido por coágulo-circulación más lenta-nuevos depósitos-nuevos coágulos, mediante la potenciación de la circulación.

Remedios Caseros para los Trastornos del riego sanguíneo

Metodos naturales para evitar los trastornos circulatorios

Para ello son esenciales el movimiento y los tratamientos hidro-terapéuticos de Kneipp. Existen muchas posibilidades de curación de los trastornos circulatorios en las venas si se emplean métodos naturales, pero es necesaria una prevención constante. Estos trastornos no se curan de modo tan simple como otras enfermedades: pueden reaparecer una y otra vez

Se debe mantener una alimentación correcta y una terapia de movimiento. El alcohol y la nicotina están prohibidos. Se debe continuar con los paseos, la gimnasia, los ejercicios de rotación, la comida macrobiótica, meter las piernas en el agua, las duchas de piernas, los apósitos en el pecho y el abdomen, los ejercicios de respiración, masajes con cepillos, así como los baños elevando la temperatura.

Remedios populares para los Trastornos de las venas

 

Remedio Casero 1: Baño de cuerpo entero de consuelda

Durante doce horas se ponen en rem ojo 500 g de hojas secas de consuelda o u n cubo de cinco litros con hierbas frescas en agua fría. A continuación se calienta la mezcla, se cuela y se añade al agua del baño.

La zona del corazón del paciente tiene que quedar fuera del agua. La duración del baño es de 20 minutos. Después del baño no hay que secarse, sino sudar en la cama envuelto en un albornoz.

Remedios Caseros para los Trastornos del riego sanguíneo

Remedio popular 2: Baño de cuerpo entero de ortiga menor

Durante unas doce horas se ponen en remojo 200 g de ortiga m e n o r seca o un cubo de cinco litros de ortiga menor fresca (tallos y hojas) en agua fría.

A continuación se calienta la mezcla, se cuela y se añade al agua del baño. La zona del corazón del paciente tiene que quedar fuera del agua. La duración del baño es de 20 minutos. A continuación, sin secarse, hay que su dar en la cama durante una hora envuelto en un albornoz.

El baño de pies a base de ortiga menor y la aplicación de una cataplasma de amargo sueco menor son también remedios eficaces.

Remedio Natural 3: Lavados de ortiga menor

Durante doce horas se pone en remojo un cubo de cinco litros de tallos y hojas de ortiga menor en agua fría. A continuación se calienta esta mezcla. Con este extracto de ortiga menor se lavan las zonas del cuerpo afectadas, como por ejemplo la zona del corazón en caso de estenosis vascular coronaria, aplicando ligeros masajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *