Remedios Caseros para la Artritis

artritis

Conoce los distintos tipos de Artritis

Muchas enfermedades de las articulaciones, como la artritis úrica u otros tipos de artritis, son inflamatorias o reumáticas. Las más importantes son:

Reumatismo agudo (poliartritis aguda)

Se trata de una enfermedad consecuencia de una angina peligrosa, que se presenta con frecuencia en los jóvenes. Los estreptococos que han acusado la angina pueden producir reacciones alérgicas en el cuerpo y producir daños en el tejido del corazón y de las articulaciones.

Pocas semanas después de ceder la angina se presentan fiebre, hinchazón y dolencia articular. Las articulaciones mayores (tobillo, muñeca, rodilla) son las más afectadas, También es característico que la enfermedad ataque cada vez a más articulaciones.

Los dolores remiten a menudo si el enfermo permanece en reposo, pero se recrudecen al menor movimiento. También se presentan síntomas generales de enfermedad como jaqueca, sudores, falta de apetito. La fase de fiebre aguda puede durar meses. En cualquier caso, la enfermedad afecta al corazón.

La intensidad de los trastornos cardíacos es decisiva para los efectos posteriores de la poliartritis aguda; pueden quedar lesiones en las válvulas o en el miocardio, y también daños permanentes en las articulaciones.

Durante la enfermedad hay que guardar reposo en cama. El tratamiento con medicamentos incluye la penicilina, preparados de cortisona y ácido salicílico.

artritis-3

Reumatismo crónico (poliartritis crónica)

El reumatismo crónico tiene poco que ver con el agudo. Es una enfermedad del tejido conjuntiva, constitucional y hereditaria, que afecta a las articulaciones y al tejido adyacente. La causa es desconocida. Se presenta entre los 20 y los 40 años de edad.

Primero aparecen cansancio, temperaturas ligeramente elevadas y falta de apetito. En el primer estadio se producen dolores al presionar e hinchazón en las articulaciones, sobre todo en los dedos de las manos y de los pies. Más tarde se forman nódulos debajo de la piel, sobre protuberancias de los huesos.

A esto hay que añadir atrofia, así como deformaciones de las articulaciones. Después de un proceso lento, que puede durar años, también se ven afectadas las articulaciones mayores. El desarrollo posterior es totalmente imprevisible; se puede producir tanto una involución del reúma como una anquilosis de las articulaciones.

La terapia se realiza dependiendo de la fase y la gravedad de la enfermedad: quizá sea necesario guardar reposo en cama, y recurrir a férulas, a preparados de ácido salicílico, a la termoterapia, a la gimnasia, a la hidroterapia, a aparatos ortopédicos, inyecciones de cortisona y medicamentos antiinflamatorios. En caso necesario habría que recurrir a injertos en las articulaciones o a reforzamiento artificial.

artritis-4

Causas de la Gota (artritis úrica)

La gota es un trastorno metabólico hereditario muy frecuente. Afecta principalmente a los varones, y se presenta sobre todo entre los 40 y los 50 años. Está provocada por un exceso de ácido úrico en la sangre, debido bien a una función defectuosa de los riñones o a una sobreproducción de ácido úrico.

La sobreproducción resulta de un consumo excesivo de alimentos ricos en purina (sesos, intestinos, anchoas, sardinas). El ácido úrico se concentra en forma de cristales en la cápsula articular, en el tejido cartilaginoso y en huesos cercanos a las articulaciones.

Así se forman nódulos de la gota de ácido úrico. Los ataques de gota se pueden producir por diversas operaciones, determinados medicamentos, infecciones, lesiones y agotamiento o estrés psíquico. Suelen presentarse por la mañana, inmediatamente después de levantarse.

El ataque puede durar varias semanas. A menudo se ve afectada en primer lugar la articulación principal del dedo gordo del pie: se calienta, duele y se hincha. A esto se añade falta de apetito y fiebre. Los ataques se producen a intervalos cada vez más cortos y afectan a otras articulaciones, vainas tendinosas y bolsas sinoviales.

Una vez que han surgido deformaciones permanentes en las articulaciones, la gota se convierte en crónica; los trastornos son permanentes. Las complicaciones y, por tanto, los peligros principales de la gota son: lesiones en los riñones, cálculos renales, arteriosclerosis y elevación de la presión sanguínea.

ortigas

Remedios Caseros para la Artritis

 

Remedio Natural 1: Terapia en caso de un ataque agudo

Se aconseja guardar reposo en cama, inmovilizar la articulación y tomar preparados de colquicina (principio activo del colquico). En una terapia permanente y eficaz es aconsejable un moderado cambio de alimentación; esto implica renunciar a alimentos ricos en purina, limitar el consumo de alcohol y reducir la aportación de proteína animal en favor de la proteína vegetal.

El medico intentara restablecer el funcionamiento de la articulación con medidas ortopédicas, y en caso de que sea necesario, quirúrgicas.

Remedios  Naturales 2: Licopodio

Se echa agua hirviendo en una taza con una cucharadita rasa de licopodio, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se bebe diariamente una sola taza en ayunas.

Remedio de la Abuela  3: Baño de cuerpo entero de consuelda

Durante doce horas se dejan en remojo 200 g de hojas secas de consuelda en un cubo con cinco litros de agua fría. A continuación se calienta, se cuela y se añade al agua del baño. El corazón del paciente tiene que quedar fuera del agua. La duración del baño es de 20 minutos. Después el paciente no debe secarse, sino sudar en la cama envuelto en un albornoz.

diente-de-leon

Más Remedios Naturales

Remedios  Populares  4:  Baño de cuerpo entero de ortiga menor

Se mezclan 200 g de ortiga menor con cinco litro s de agua hirviendo  se deja reposar medio minuto, se cuela y se añade al agua del baño. El corazón del paciente tiene que quedar fuera del agua. La duración del baño es de 20 minutos. A continuación no debe secarse, sino permanecer sudando en la cama durante una hora, envuelto en un albornoz.

Remedio  Naturales 5: Esencia de verónica

Se cortan finamente dos puñados de verónica, se introducen en una botella y se añade un litro de aguardiente de trigo de 38 a 40 grados. La botella cerrada, se deja reposar durante al menos dos semanas en un ambiente cálido. Con la esencia resultante se aplican masajes en la parte del cuerpo afectada por la gota. Además se toman tres veces al día 15 gotas de esencia de verónica con un poco de agua o en infusión.

Remedio Popular 6: Cataplasma de helecho hembra

Después de quitar los tallos, se ponen hojas frescas de helecho hembra. Sobre una toalla que se utiliza para envolver la parte afectada de gota, durante la noche.

Remedios Economicos  7: Acoro

Remoja en agua fría durante doce horas, una cucharadita rasa de raíces del cálamo aromático. A continuación se calienta un poco el extracto frío y se cuela, se bebe un sorbo antes y después de cada comida.

Remedios Caseros para la Artritis

Remedios Caseros 8: Diente de león

En la floración se recogen los tallos de diente de león, se lavan y se comen crudos hasta diez todos los días.

Remedio Popular 9: Primavera

Se añade agua hirviendo sobre una cucharadita colmada de flores de primavera, de las que se utilizan solo las umbelas; se deja reposar medio minuto y se cuela; Se beben de una a dos tazas al día.

Remedios  Botánicos  10: Equiseto menor

Como medida preventiva contra el reuma, los dolores de gota y los nervios, se recomienda tomar diariamente una taza de infusión de equiseto menor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *