Remedios Caseros para Fumadores

fumar

Ganas de Fumar

Remedio Casero 1: Ácoro.

Quien no sea capaz de dejar de fumar por su propia voluntad puede conseguirlo con raíz de ácoro. Se mastica lentamente la raíz seca y finamente troceada, pero los restos no se tragan, sino que se escupen. En vez de encender un cigarrillo, el fumador coge una raíz de ácoro, cuyo sabor aromático alivia el síndrome de abstinencia y hace que el sabor del tabaco resulte muy desagradable.

ortiga

Pierna de fumador

La pierna de fumador es una enfermedad de vasoconstricción que está causada sobre todo, aunque no exclusivamente, por fumar en exceso. La nicotina daña el corazón y los vasos sanguíneos; como consecuencia, aparecen trastornos circulatorios. El afectado cojea, y no tiene sensibilidad en la pierna.

En casos extremos incluso puede ser necesaria una amputación. La pierna de fumador también puede estar causada por trastornos del metabolismo de las grasas, por diabetes o por hipertensión, pero los fumadores son entre un 20% y un 30% más propensos a padecerla que los no fumadores.

Remedios Naturales 1: Baño de pies de ortiga menor

La vasoconstricción en las piernas causada por la nicotina, también llamada pierna de fumador, se cura con baños de pies de ortiga menor. Durante doce horas se dejan en remojo en un cubo con cinco litros de agua fría hojas y tallos frescos de ortiga menor. A continuación se calienta y se añade al agua del baño, sin colar las hierbas. La duración del baño es de 20 minutos.

pulmonfumador

Trastornos Causados por el Cigarrillo

El fumar causa, favorece o empeora directa o indirectamente muchas enfermedades. Los fumadores padecen de 10 a 20 veces más cáncer bronquial que los no fumadores. Con un consumo diario de 20 cigarrillos, los fumadores tienen ocho años menos de esperanza de vida que los no fumadores. Igualmente, el cáncer bucal y los cánceres de faringe, de laringe y del esófago son más frecuentes en fumadores que en no fumadores.

También existe una relación clara entre el tabaco y la bronquitis crónica. Una consecuencia de la tos crónica de los fumadores es el enfisema pulmonar. También el corazón y los vasos sanguíneos pueden resultar dañados por la nicotina, lo que por su parte hace más probable que se produzca un infarto de miocardio o una arteriosclerosis.

Remedio Popular 1: Jugo de fárfara

Ante un alto consumo de tabaco, el cuerpo reacciona con una respiración entrecortada y una fuerte tos crónica. Como cura de primavera se recomienda tomar una taza de caldo de carne o bien un vaso de leche caliente al que se haya añadido de dos a tres cucharaditas de jugo de hojas de fárfara recién exprimidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *