Remedios Caseros para los Lunares

Remedios Caseros para los Lunares

Causas y Tratamientos Naturales para los Lunares

El término “lunar” se utiliza para designar malformaciones innatas de la piel en forma de manchas, que se diferencian de la piel que los rodea por el color y por tener pelo. Dos de los lunares más conocidos son el hemangioma y la mancha hepática.

El primero es un tumor benigno que se origina en los vasos sanguíneos y está constituido por conductos vasculares bien formados. Aparece principalmente en el rostro y en la nuca, y la causa es desconocida. Un hemangioma no produce ningún tipo de dolencia, pero tiene mal aspecto.

Los de los recién nacidos situados en medio de la frente, en la raíz de la nariz y en los párpados, llamados picaduras de cigüeña, desaparecen después de pocos meses por sí solos. La mancha hepática debe su nombre a su color marrón, como el del hígado. Se trata de una aglomeración de células llenas de pigmentos.

cedro

Recetas Botánicas para los Lunares

 

Remedio de la Abuela 1: Amargo sueco

Se humedece el lunar que se quiere eliminar varias veces al día con amargo sueco sin diluir.

Remedio Casero 2: Esencia de cedro

Se echan las hojas de cedro lavadas y finamente troceadas en una botella, se añade aguardiente de trigo de 38 a 40° (el aguardiente debe cubrir las hojas) y se deja reposar al menos dos semanas en un lugar cálido. Esta esencia se aplica suavemente sobre el lunar.

Remedios Efectivos 3: Jugo de caléndula

Se exprimen los tallos frescos de la caléndula para obtener un jugo que se aplica varias veces al día sobre el lunar.

Remedios Populares 4: Jugo de siempreviva mayor

Se cortan las hojas de siempreviva mayor a lo largo y se aplica el jugo sobre el lunar.

galio

Remedios Naturales 5: Lavado de galio

Con el extracto de galio se lavan los lunares. Se escaldan dos cucharaditas colmadas de galio en medio litro de agua, se deja reposar medio minuto y se cuela. Con el extracto resultante se lava el lunar diariamente.

Remedio Eficaz 6: Ungüento de galio

El ungüento de galio es también un remedio excelente contra los lunares. En una sartén se calientan 500 g de manteca de cerdo pura. Después se añaden cuatro punados colmados de galio. Se deja espumar todo brevemente, se remueve bien y se retira del fuego. Se tapa la sartén y se deja enfriar toda la noche.

Al día siguiente se vuelve a calentar la sartén hasta que la manteca este lo suficientemente liquida como para que se pueda pasar por un paño de lino limpio Las hierbas que quedan en el paño se exprimen bien. El ungüento resultante se introduce en recipientes herméticos que se deben guardar en la nevera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *