Remedios Caseros para las Contusiones y magulladuras

Remedios Caseros para las Contusiones y magulladuras

Remedio Casero 1: Esencia de árnica

Se necesitan flores de árnica (recién cogidas) en cantidad suficiente para llenar una botella hasta los dos tercios de su capacidad. Se acaba de llenar la botella con aguardiente de trigo de unos 38 a 40 grados y se deja reposar al menos dos semanas en ambiente cálido. Una vez colada, la esencia se guarda en frasquitos y se emplea para aplicar sobre las contusiones.

Remedios Populares 4: Esencia de consuelda

Las contusiones se tratan también con cataplasmas de esencia de consuelda. Para su preparación se necesitan raíces de consuelda, que se lavan con un cepillo y a continuación se trocean finamente.

Las raíces se introducen en una botella, se añade aguardiente de trigo de 38 o 40 grados y se deja reposar la botella al menos dos semanas en ambiente cálido. El alcohol tiene que cubrir completamente las raíces.

Primero se aplica ungüento de caléndula sobre la zona afectada, para que el alcohol de la esencia no elimine la grasa de la piel. Se humedece una torunda de algodón con la esencia de consuelda y se coloca sobre la contusión. La cataplasma se fija con un paño o una venda.

Remedios Caseros para las Contusiones y magulladuras

Remedio Natural 3: Ungüento de caléndula

En una sartén se calientan 250 gramos, aproximadamente, de manteca de cerdo pura y se agregan dos puñados bien llenos de caléndula (hojas, flores y tallos) en la grasa caliente.

Se deja espumar todo una vez, se remueve bien y se retira la sartén del fuego. Se tapa y se deja enfriar durante toda la noche.

Al día siguiente se vuelve a calentar la sartén ligeramente, después se pasa su contenido por un paño limpio para filtrarlo, se exprimen las hojas, las flores y los tallos, y el ungüento resultante se introduce en recipientes herméticos.

Remedio Caseros 2: Branca ursina

Se lavan unas hojas de esta planta recién cogidas y después se aplastan con rodillo sobre una tabla. La pasta resultante se aplica sobre la zona la contusión y se fija con un paño caliente.

Por supuesto, se puede hacer también apósitos de hojas enteras y lavadas.

 

Remedios Caseros para las Contusiones y magulladuras

Remedios Naturales 5: Esencia de consuelda

Las magulladuras se tratan con cataplasmas de esencia de con­ suelda. Primero se aplica ungüento de caléndula sobre la zona afectada, para que el alcohol de la esencia no elimine la grasa de la piel.

Se humedece una torunda de algodón con la esencia de consuelda y se coloca sobre la contusión. La cataplasma se fija con un paño o una venda.

Remedios de la abuela 6: Almohadilla de serpol

Se introduce la cantidad adecuada de hierbas secas en un saquito de tela, se cose y a continuación se coloca sobre la herida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *