Remedios Caseros para la iritis y Jaqueca

Remedios Caseros para La iritis y Jaqueca

Conoce la enfermedad que afecta al el Iris

¿Cómo está su iris? Me refiero a esa pequeña membrana en forma de disco, tensa, en la parte inferior del globo ocular. Sus ojos, que por lo general parecen tan brillantes, están apagados. Puede estar seguro de que es porque su iris sufre en silencio. La iritis es de hecho la inflamación del iris.

La medicina nos enseña que el iris inflamado presenta bordes indefinidos y que se encuentra tumefacto, turbio; adquiere un color verdoso, mientras que por lo general es gris o azul o se enturbia cuando se trata de ojos marrones o negros. La pupila se retrae.

Las personas afectadas sienten un intenso dolor, que suele alcanzar su paroxismo por la noche, irradiándose hacia la frente y las sienes. El ojo lagrimea abundantemente y se contrae nerviosamente ante la luz.

¿Cuáles son las causas de la iritis?

En primer lugar, las infecciones, y luego las alergias. La medicina nos dice también que la aplicación de sanguijuelas, en las sienes o en la región mastoides, puede brindar un gran alivio.

Remedio Casero para iritis

Es a la fitoterapia a la que le corresponde el deber de hacer menos traumatizante el alivio de este sufrimiento. El herbolario aconseja una infusión de frambuesas o de hisopo, que permite estimular las secreciones oculares.

Remedios Caseros para La iritis y Jaqueca

Jaqueca O Dolor De Cabeza

La jaqueca: mal muy corriente, provocado por múltiples causas. Los investigadores han calculado hasta 204. Algunos incluso han pretendido que el calzado demasiado estrecho podría provocarlas.

Las hay rebeldes, persistentes, duraderas. Y pocas personas se resignan a soportarlas. Algunas pierden la paciencia, y sin embargo nunca tendrían que perder la calma. Escuchen al médico y sigan escrupulosamente sus indicaciones.

Tratamiento natural para la Jaqueca

Mientras tanto, prueben esta tisana, que deberán tomar a la hora del té o, si lo prefieren, después del almuerzo. La llamaremos la tisana del dolor de cabeza. Se toman 5 gramos de salvia, 5 gramos de tomillo, 5 gramos de tilo y 5 gramos de verbena, que se vierten en una taza de agua hirviendo y se dejan en infusión durante cinco minutos aproximadamente. Beber cada vez que se sienta la necesidad.

Por el contrario, todo es muy sencillo para aquellos que han descubierto, o al menos así lo creen, que su dolor de cabeza está originado por una digestión a menudo demasiado lenta.

Lieutaghi descubrió para ellos, así como para los que sufren de espasmos gástricos, una infusión milagrosa: 15 gramos de la planta entera del trébol de agua y 15 gramos de raíz de angélica, en infusión, en un litro de agua hirviendo durante aproximadamente una hora.

Posología: una taza al término de cada una de las comidas principales. O, también, 50 gramos de flores de lavanda en un litro de agua hirviendo. Hacer una infusión durante 10 minutos y beber dosis diarias de 3 a 4 tazas, preferentemente distanciados de las comidas.

Remedios Caseros para La iritis y Jaqueca

Infusion efectiva en caso de emergencia

Sin duda a veces se siente que no se puede beber un vaso de más sin que ese insoportable peso caiga sobre la cabeza. ¡Amigos de Baco, no desesperéis! Hemos hallado para ustedes una sobria infusión de serpol, que les ayudará considerablemente en ese caso, permitiéndoles además atenuar la jaqueca en caso de urgencia.

El botánico sueco Lineo nos aconseja tomar 10 a 20 gramos de serpol seco por litro de agua hirviendo, endulzado con miel. Dosis cotidiana: 2 a 3 tazas.

Entre los remedios extraños que tratan este mal, tan viejo como el hombre, hallamos en el siglo XVIII un zumo de primavera o de “cucú” (se trata de una planta herbácea), que mezclado en proporciones iguales con leche de vaca cura una jaqueca tenaz que no puede vencerse con ningún otro remedio. ¿Debemos creerlo? Los escépticos que sufren jaquecas siempre podrán recurrir al saludable limón y darse masajes con él en las partes doloridas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *