Remedios Caseros para Eccemas

Remedios Caseros para Eccemas

Eccemas, Causas y Tratamientos

El eccema empieza con un enrojecimiento pruriginoso de la piel. Al poco tiempo aparecen ampollas que, cuando estallan, forman superficies supurantes mayores. Cuando se secan dichas superficies, aparecen costras. Pero al enrojecimiento le puede seguir igualmente la formación de un eccema seco.

Un eccema puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, salvo en las mucosas. La aparición de un eccema tiene lugar generalmente de forma paulatina, pero puede volverse crónico Los eccemas son inflamaciones de las capas superiores de la piel. Esta enfermedad de la piel, la más frecuente, se produce a causa de estímulos externos.

Al cabo de cierto tiempo, estos estímulos provocan una sensibilización exagerada a la sustancia desencadenante. Esto es válido sobre todo para el llamado eccema del tejido. Aparece con frecuencia a consecuencia de ciertas actividades durante las cuales se tiene un contacto continuo con una sustancia determinada (petróleo, lubricantes, dinero…).

Por otra parte, hay personas con una tendencia innata a los eccemas, por ejemplo, los que ya desde pequeños han tenido costras lácteas.

eccemas-2

Tratamientos Naturistas para los Eccemas

 

Remedio Casero 1: Actividades deportivas

Son muy aconsejables las actividades deportivas y las estancias al aire libre, porque activan el riego sanguíneo de la piel, que a su vez combate eficazmente el desarrollo de la enfermedad.

Remedio Barato 2: Infusión mixta

Para preparar esta infusión se necesitan, a partes iguales, verónica y brotes de ortiga menor. Se escalda una cucharadita colmada por taza, se deja reposar medio minuto y se cuela. Se recomienda beber a sorbos dos tazas al día.

olmo

Remedio Natural 3: Olmo

Combinar olmo en polvo con una cantidad suficiente de agua para producir una pasta fina y aplicar a las partes inflamadas de su piel. El agua puede tener cualquier temperatura que resulte agradable. Dejar la pasta durante una hora como máximo o hasta que se seque. Luego enjuagar suavemente con agua y secar con cuidado, sin frotar. El tratamiento puede repetirse tres veces al día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *