Remedios Caseros para Diversos trastornos del intestino

Remedios Caseros para Diversos trastornos del intestino

Tratamientos populares para los trastornos del intestino

 

Remedio natural 1: Tisana a base de raíz de achicoria

Existe una tisana a base de raíz de achicoria: machacar aproximadamente 10 gramos de raíz de achizoria y añadir una cucharadita de flores de borraja; dejar al fuego durante unos quince minutos; luego filtrar el líquido y agregar una cucharadita de miel. Beber una taza por la noche antes de acostarse.

Remedio popular 2: Vino de doncella

¿Padece de trastornos intestinales? Beba vino de hierba doncella o de vincapervinca. Macerar en un litro de vino blanco, preferentemente seco, 100 gramos de hojas frescas de hierba doncella durante 10 días. Una a dos cucharadas, antes de las comidas más importantes.

Remedio médico 3: Decocción de mirtillo

¿Cree Vd. que la cosa no va bien? ¿Que el intestino ya no puede cumplir con sus funciones? ¿Lo percibe en las fermentaciones pútridas que acompañan las defecaciones diarreicas, que a veces incluso contienen sangre? Tome entonces mirtillo. Un médico aconsejaba beber cada día cuatro o cinco vasos de decocción de mirtillos.

Receta Natural 4: Semillas de hinojo

Para todos aquellos que sufren de este tipo de trastornos, la ilustre y antigua escuela médica de Salerno aconsejaba las semillas de hinojo.

Remedios Caseros para Diversos trastornos del intestino

 

Remedio de la abuela 4: Carminativo

De hecho, para “eliminar los gases” existe lo que se denominan carminativos. Se trata de productos farmacéuticos, en este caso de plantas, que favorecen la expulsión de los gases contenidos en el tubo digestivo. Entre ellas figuran el anís, la naranja amarga, la nuez moscada, la menta, la melisa y la zanahoria.

Esta última, en particular, es un excelente carminativo. Existe una infusión que se obtiene hirviendo durante un minuto aproximadamente 15 gramos de zanahorias en un litro de agua, filtrando y luego dejando enfriar. Beber un vaso al final de cada comida, durante 15 días consecutivos. Detener el tratamiento durante una semana, y luego reanudarlo.

Asimismo, he mencionado el anís como carminativo: es excelente en forma de infusión, obtenida vertiendo un litro de agua hirviendo sobre 15 gramos de semillas.

También es conveniente el apio: 1 litro de agua hirviendo sobre 150 gramos de semillas, y el hinojo: 1 litro de agua hirviendo sobre 150 gramos de semillas. Tanto en lo que se refiere al anís como al apio y al hinojo, es suficiente beber tres tazas pequeñas diarias.

Siempre en materia de carminativos, he aquí un jarabe especial, llamado de las “cinco raíces”. Mezclar en un cuarto litro de agua, 100 gramos de raíces de hinojo, 5 gramos de raíces de espárrago, 5 gramos de raíces de estragón espinoso, 5 gramos de raíces de apio y 5 gramos de raíces de perejil.

Macerar durante media jornada, colar, filtrar y añadir un poco de agua. Dejar macerar nuevamente durante medio día. Filtrar nuevamente. Añadir 200 gramos de azúcar y mezclar a fuego lento. Dosis: 50 gramos, aproximadamente, por día (incluyendo la no-che), en pequeñas cucharadas.

oregano

Remedios Tradicionales 5: Tisana

Indico también otras tisanas: 10 a 20 gramos de orégano, que se ingieren a razón de una taza después de cada comida. Resulta muy eficaz contra las fermentaciones intestinales.

Remedios Económico 6: Licor de enebro

Y para terminar, he aquí un licor estomacal de enebro: machacar 40 gramos de bayas de enebro, 2 gramos de semillas de anís y 2 gramos de cilantro; macerarlo todo durante 8 días en medio litro de ginebra. Añadir entonces un jarabe obtenido hirviendo 125 gramos de azúcar en 80 gramos de agua y luego, al cabo de 8 días, filtrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *