Remedios Caseros para Cistitis

Remedios Caseros para Cistitis

Terapia Naturista para la Cistitis

 

Remedio Botánico 1: Abedul

Infusión: Se vierte 1 taza de agua hirviente en un puñadito de hojas secas o frescas y se deja en reposo 10 minutos. Se toma 1 taza tres veces al día.

abedul

Remedios Baratos 2: Apio de montaña

Infusión: Se echa medio puñadito de raíz fresca o unpuñado de raíz seca en una taza de agua. Se hierve, se retira de la lumbre y se deja en reposo 10 minutos. Se toma una taza tres veces al día.

Remedio Efectivo 3: Enebro común

Infusión: Se vierte una taza de agua hirviente en un puñadito de bayas levemente molidas. Se deja en reposo media hora y se toma una taza por la mañana y otra por la noche.

gatuna

Remedios de la Abuela 4: Gatuña

Infusión: Se vierte una taza de agua hirviente sobre 2 puñaditos de raíz troceada o hierba triturada o molida. Se deja en reposo 15 minutos y se toma una taza tres veces al día.

Remedio Popular 5: Gayuba

Infusión: Se vierte una taza de agua hirviente sobre uno o dos puñaditos de hojas secas y se deja en reposo 10 horas. Se toma una taza, en caliente, 2 veces al día.

hemiaria

Remedios Económicos 6: Hemiaria

Tisana: Se vierte una taza de agua fría sobre un puñadito de la planta fresca o seca y se deja en reposo unas 7 horas, se calienta y se toma. También se puede verter una taza de agua caliente en un puñadito de hierba y se deja reposar media hora. Se toma una taza tres veces al día.

Remedio Casero 7: Perejil

Infusión: Para su elaboración, se debe tomar dos cucharadas de perejil y hervirlo en una taza de agua por 10 minutos.

cerezas

Remedios Efectivos 8: Cerezas

Infusión: Lavar medio kilo de cerezas sin extraerles el rabito y poner al baño maría. Cocer hasta que estén muy blandas y, con una cuchara de madera, aplastar ligeramente, A continuación extraer algunos huesos, se rompen y vuelve a introducir en el recipiente.

Continuar hirviendo hasta que se conviertan en una pulpa. Filtrar el resultante hasta la última gota de jugo y mezclar, en una cacerola, con 250 gramos de azúcar de caña sin refinar. Volver a llevarlo a ebullición hasta obtener la consistencia de un jarabe. Guardar en un recipiente seco y lo tapar herméticamente. Tomar una cucharada diariamente cuando se sufre de cistitis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *