Remedios Caseros para Calvicie y Crecimiento del Cabello

Remedios Caseros para Calvicie y Crecimiento del Cabello

Datos interesantes sobre la perdida del Cabello

La calvicie suele ser hereditaria, en especial la masculina. La pérdida repentina de cabello, como sucede en la alopecia, viene mayoritariamente determinada por factores emocionales. También se pierden cantidades anormales de cabello tras el embarazo una situación temporal y puede volverse más fin o tras la menopausia.

La deficiencia prolongada de vitaminas y minerales puede conducir a la pérdida del cabello, así como el empleo de ciertos medicamentos y la radioterapia utilizada para el tratamiento de determinados tipos de cáncer.

Remedios Caseros para Calvicie y Crecimiento del Cabello

Tratamientos Naturistas para la Calvicie

 

Remedio Casero 1: Suplementos de vitaminas

Se recomiendan suplementos de vitaminas C y A cuando la caída está provocada por deficiencias crónicas de estos nutrientes.

Remedio Natural 2: Brandy o sal

Frotar el cuero cabelludo con brandy o sal; o frotar la zona calva con el zumo de una cebolla hasta que la piel se ponga roja.

ortiga-menor

Remedio Eficaz 3: Lavado de ortiga menor

La ortiga menor es una planta medicinal bastante menospreciada que, sin embargo, fortalece el crecimiento del cabello. Primero se calientan a fuego lento diez puñados de ortiga menor fresca en una olla con cinco litros de agua, luego se deja reposar cinco minutos y se cuela el líquido.

Con la mezcla resultante se lava la cabeza. Para asegurar y fortalecer el crecimiento del cabello, también se recomiendan los lavados con raíces de ortiga menor. Durante doce horas se ponen a remojo en agua fría dos puñados colmados de raíces de ortiga menor.

A continuación se calienta el preparado, se deja reposar durante aproximadamente diez minutos y se cuelan las raíces. Con el líquido resultante se lava la cabeza.

Remedio Económico 4: Esencia de ortiga menor

Junto con los lavados, diariamente deberían aplicarse masajes en el cuero cabelludo con esencia de ortiga menor. Las raíces, recogidas en primavera o en otoño, se lavan, se cortan en trocitos pequeños y se in traducen en una botella.

A continuación se añade aguardiente de trigo de 38 a 40°. El contenido de la botella debe reposar por lo menos durante dos semanas en un lugar cálido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *