Propiedades y beneficios de la Bardana y Batata

Propiedades y beneficios de la Bardana y Batata

Click para ir directamente

Bardana

A la bardana le gustan las tierras incultas, los derribos, los bordes de las carreteras y de los senderos, de los fosos y de los campos. Resulta bastante fácil reconocerla. Alcanza la altura de un hombre, tiene hojas anchas, con cabezuelas casi esféricas provistas de puntas en forma de gancho. Que se incrustan en las ropas y sobre todo en la piel de los animales, siendo los perros sus víctimas preferidas.

Cuando uno de estos ganchos penetra en la oreja de un animal le hace daño y es preciso ocuparse de él en el acto. La bardana, conocida también con los nombres de lampazo, cachurrera, lampasana, etc… Dispensa sus virtudes en el terreno de la medicina y en el de la gastronomía.

Puede ser recolectada en cualquier estación, después de tres años de vida, porque antes la planta es muy fibrosa y poco rica en principios activos. Se utilizan en especial la raíz y las hojas. Es oriunda de la Europa central y surge espontánea en casi toda la Península Ibérica.

A pesar de lo que anteriormente hemos dicho. La estación ideal para recolectarla es la primavera. Para cultivar la bardana se siembran sus granos preferentemente en septiembre, en un terreno bien removido y estercolado, a 4 centímetros de profundidad.

Propiedades y beneficios de la Bardana y Batata

Batata

Planta herbácea de la América central, cultivada por sus tubérculos, que se parecen a las patatas. Pero cuyo sabor es azucarado. Esta planta recibe también el nombre de patata americana.

Fue traída, en efecto, de América, y más concretamente de Haití, a Europa por Cristóbal Colón, quien la regaló, con otros productos del Nuevo Mundo, a la reina Isabel la Católica.

La batata pertenece a la grande y próspera familia de las convolvuláceas, es decir a la familia de esas plantas que tienen campanillas y convólvulos con raíces que serpentean y tallos herbáceos rasantes. De tiempo en tiempo, en las raíces se forman gruesas hinchazones tuberosas, que producen en seguida los tubérculos de pulpa carnosa, tierna, harinosa, un poco

Dulce y con frecuencia perfumada que conocemos como batatas. La batata es un excelente alimento y una exquisita golosina, como decía un conocido botánico, que, lo indicamos como anécdota, constató el siguiente fenómeno. Encontró un pie de batatas colosales (un tubérculo 3,100 kg. y otras tres que pesaban cada una 5,250 kg).

Hay variedades de batatas que contienen hasta un 17 de almidón y un 4 de azúcar. Lo malo es que su conservación es muy complicada. A una temperatura superior a los 15o C, los tubérculos empiezan a germinar y entonces es muy peligroso utilizarlos, tanto como alimento para los seres humanos como para pienso de los animales. A una temperatura de 5o C, fermentan y exhalan primero un olor a rosas.

Luego, de pronto, comienzan a pudrirse. La dificultad de su conservación reside precisamente en esta dosificación de la temperatura; si hay que conservarlas, es preciso mantenerlas a una temperatura constante de 8 a 10° C en un local limpio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *