Propiedades de la Centaurea Menor, Centeno y Cascara Sagrada

Propiedades de la Centaurea Menor, Centeno y Cascara Sagrada

Propiedades medicinales de la Centaurea Menor

La distinguiréis en seguida por sus flores rosas de cinco pétalos, en forma de estrella, dispuestas como los brazos de un candelabro. ¿Dónde encontrarla? En los campos soleados, en los claros de los bosques en la montaña, pero también brota en los rincones herbosos y húmedos próximos al mar.

¿Por qué centaurea? Porque se dice que fue descubierta, al menos así lo afirma la leyenda, por el centauro Quirón, que la empleó para curar una herida. Nuestros abuelos la llamaban simplemente “hierba para la fiebre”, por sus propiedades febrífugas (en latín vulgar: febrifigium).

¿Lo sabíais?

  • Nuestros abuelos no la llamaron solamente “hierba para la fiebre”, sino también “hiel de tierra”, lo que indica que es una planta amarga.
  • Otro dato: la decocción de centaurea menor tiñe la a en un tono amarillo verdoso.
  • No hay que confundirla con la centaurea mayor (Centaurea centaurium), de flores rojas, llamada también Centaurea officinal, planta muy diferente, que pertenece a otra familia.

Beneficios y Propiedades de la Centaurea Menor, Centeno y Cascara Sagrada

Beneficios del Centeno

Planta herbácea semejante al trigo, pero con los cariópsides más largos, menos ricos en gluten. El centeno es una planta que se cultiva desde la Antigüedad en las regiones más frías de Europa.

Su patria ideal es Rusia La Secale de la que hablamos es una de las 5.000 gramíneas cultivadas. Todo el mundo la conoce, no cabe duda. Los antiguos romanos tenían costumbre de mezclarla con la harina de trigo.

Conviene recordar aquí que el pan hecho de harina de centeno es menos nutritivo, ciertamente, que el confeccionado a base de harina de trigo, pero puede ser consumido sin temor por el diabético que no ha recurrido a la insulina.

Beneficios y Propiedades de la Centaurea Menor, Centeno y Cascara Sagrada

Origen de la Cascara Sagrada

¿Sabéis por qué se la llama “corteza” o “cáscara sagrada”? Porque, según una leyenda, fue precisamente esta madera la que sirvió para construir el Arca de la Alianza. Los textos hablan de un árbol procedente de California, otros del África septentrional.

Si hemos de dar crédito a la leyenda, la Rhamnus purshiana tuvo que ser conocida por los hebreos, si es cierto que David utilizó tal madera para construir la morada del Altísimo.

Lo que es seguro es que desde finales del siglo XVIII la cáscara ya se utilizaba en California. En Europa, y con propósitos medicinales, sólo sería introducida un siglo más tarde.

Se deja que el árbol se desarrolle durante 4 ó 6 años, hasta que alcance una altura de 3 ó 4 metros; en este momento se le abate. Se utiliza la corteza del tronco, que se arranca durante el verano y se pone luego a secar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *