Propiedades de la manzana y la pera

La manzana posee propiedades dietéticas y medicinales. Y como ejemplo de esto último diremos que hay quien hace derivar la palabra “pomada” de “poma” (manzana), ya que los antiguos médicos recurrían a una cataplasma de pulpa de manzana para curar ciertas llagas y grietas del cuerpo. Un antiguo refrán popular dice textualmente: “una manzana al día mantiene lejos al médico”.

En la pulpa de las manzanas, desde el punto de vista nutricional, está guardada una pequeña farmacia: vitaminas A y C, potasio , fósforo, hierro, calcio , sodio, azúcares simples, agua destilada y pectinas.

Propiedades de la manzana y la pera

Propiedades de la margarina  

Los médicos aconsejan manzana en las diarreas infantiles, en la gota, en la presión alta, en las gastritis con escasa secreción de jugos digestivos (gastritis hipoácidas e hiposecretivas), en los esfuerzos psicofísicos del deportista (debido al potasio, fósforo y glucosa que contiene cada manzana). En este sentido, es bueno recordar el trabajo de un equipo de médicos italianos (Canella, Golinelli, Melli) que hicieron un estudio profundo sobre la influencia que la pulpa de manzana ejerce sobre la tasa de colesterol en la sangre.

Los resultados demostraron que dicha pulpa disminuye claramente el nivel de colesterol hemático, con dos precisos mecanismos de acción: el fitosterol de la manzana bloquea el transporte del colesterol de la zona intestinal al circuito sanguíneo y linfático; las pectinas impiden la absorción del colesterol, porque se unen a éste con lazos físicos. Al ser las pectinas no absorbibles, hacen que también lo sea el colesterol, sustrayéndolo a la asimilación intestinal.

Es bastante curioso señalar que la cura de manzanas da resultados diferentes, según la forma de tomarlas: con manzanas procesadas, la disminución del colesterol en sangre es de alrededor de 44 miligramos; con manzanas ralladas, de 32 miligramos, y sólo masticadas, 4 miligramos. En otras palabras, cuanto más finamente se tritura la pulpa, tanto más se amplía la superficie absorbente de las pectinas y, según los investigadores italianos, la asimilación del colesterol.

Propiedades de la manzana y la pera

Propiedades de Los Vegetales

En conclusión, el efecto de las manzanas es evidente en diferentes situaciones de enfermedad; contra la enteritis con tendencia a la diarrea infantil; contra la gota, se utiliza el zumo de manzanas (la infusión de su piel actuaría en sentido antiurémico); contra la hipertensión, la papilla de manzana; en ciertas formas alérgicas, quizá por su contenido de vitamina C, la manzana entera tendría una cierta acción benéfica.

Sobre la cantidad aconsejada para estos tratamientos, los dietistas suelen indicar 200 gramos para los diabéticos, un kilo y medio para las personas con tensión alta y dos kilos en los enfermos de riñón, ya que en éstos tiene la característica particular de estimular la diuresis.

Hay que decir también que la manzana tiene toda una microbiología psicológica propia que se remonta a los comienzos la Humanidad, además de a la mitología y a la Historia. De hecho, con la famosa manzana de Eva, el hombre era inducido al pecado. Guillerm o Tell abría paso con la manzana a la libertad política en Europa. Newton, a su vez, observando la manzana, sentaba las bases de la Física. Diremos, para hacer honor a la verdad, que la manzana ha ocupado un lugar de privilegio en la cultura de muchos pueblos.

Pera

Como la manzana, también la pera puede resultar ideal en la dieta de los diabéticos, ya que contiene levulosa, que no exige gran uso de insulina. La acción benéfica de la pera se resume esencialmente así: al igual que la manzana, la pera es diurética, refrescante, ligeramente laxante; es aconsejable para los enfermos de hiperuricemia y para quienes padecen de artritis gotosa.

Los enfermos de colitis espástica, que tienen períodos de estreñimiento, encuentran en la pera un alimento favorable.

Propiedades de la manzana y la pera

Propiedades de la lechuga, espinaca, alcachofa, tomate, berenjenas e hinojo 

Parece que su acción suavemente laxante se debe a las pectinas y al azufre que contiene. S e cree que la pera serviría además para los neurasténicos, ya que aporta fósforo al metabolismo de las células nerviosas.

Pero esta fruta no sólo es necesaria para controlar los síntomas de algunas enfermedades, ya que, por otra parte, beneficia ampliamente al organismo en crecimiento y lo fortalece.

Propiedades de la manzana y la pera

Propiedades de las legumbres, guisantes, judías, lentejas y soja

Los adolescentes deberían comer peras todos los días para asegurarse la incorporación de vitaminas A, B l, B2 y C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *