Propiedades y beneficios de la Menta

Propiedades y beneficios de la Menta

Menta, usos y propiedades

Existen varias especies de menta. La menta acuática (que se encuentra en los fosos y en los lugares húmedos), la menta de hojas redondas (igualmente en lugares húmedos), la menta de los bosques (en los setos y también en los parajes húmedos), la menta verde, la menta poleo

La menta es sin duda alguna la planta más cultivada y la más utilizada. Lieutaghi escribe: “Es el último de los grandes medicamentos de antaño, princesa destronada que no guarda de sus tesoros sino su nombre y su gracia, y que debe exclusivamente a su perfume el no haber caído en el olvido.”

En los países árabes, por ejemplo, los pequeños asnos llevan en sus alforjas ramos de menta que perfuman todos los mercados. Llega la menta y moscas y mosquitos escapan.

En los períodos de gran calor, no es raro ver a los indígenas pasearse con el extracto de menta fresca que respirar a cada momento para refrescarse.

Mességué escribe: “Un perfume de té a la menta emana de los palacios de mosaico y de las moradas más humildes.” Prudente y sabia medida preventiva. En efecto, en estos países, donde todavía se desencadenan epidemias devastadoras. Donde el calor sofocante alimenta y favorece la invasión de los microbios.

La presencia de la menta es una garantía de protección, puesto que la menta es un antiséptico de primer orden (acordaos de que, en período de epidemia. Los médicos de la Edad Media tenían la costumbre de visitar a los apestados bien protegidos por la menta).

Antaño se quemaban los tallos en los lugares infestados por las pulgas. En cuanto a la menta poleo, esta hierba era utilizadísima en las ceremonias por su aroma propiciatorio.

Tampoco podemos pasar por alto a las mentas cultivadas: figura en cabeza la menta picante, planta considerada como un híbrido de la menta acuática y de la menta verde.

Propiedades y beneficios de la Menta

Dato curioso

La menta picante tiene un perfume intenso. Que provoca en la lengua, cuando se la mastica, una extraña sensación de quemadura seguida de una sensación de frío.

Siempre con respecto a la menta picada. Sabed que en el Japón se cultiva una subespecie que contiene un 91 % de mentol. Se comprende que este país se haya convertido en el principal productor mundial de esta sustancia.

No obstante, se necesita aproximadamente una tonelada de menta fresca para obtener dos kilos de esencia en bruto. No olvidemos, finalmente, a la menta verde. Vive, bien cultivada, en numerosos jardines, donde exhala un perfume suave y seductor.

La menta verde vive también en libertad, en los lugares húmedos montañosos, donde crece espontáneamente. Dicho sea de paso, la menta verde es la gran favorita de los americanos, que la denominan spearmint.

¿Lo sabíais?

¿Sabíais que la menta impide que la leche cuaje?
¿Que la leche de la vaca que haya ramoneado menta ya no es buena para hacer queso?
¿Sabías que basta frotar las manzanas con el jugo fresco de esta pequeña planta para impedir que se pudran?
¿Que para retener a las palomas en su casa basta frotar con menta las puertas del palomar?

Ahora, la nota de magia. Hemos leído que para curar a un enfermo afectado de fiebre basta con acudir tres días seguidos, antes de salir el sol, junto a una mata de menta. Depositar junto a ella pan, o sal, o vino, o pimienta y, saludándola efusivamente, comunicarle que se secará cuando la fiebre caiga sobre ella.

La leyenda asegura que, según este rito, la menta se seca, al mismo tiempo que cura al enfermo. Finalmente, ¿sabíais que los ratones no soportan el olor de la menta? Algunas plantas en un tiesto colocadas en los lugares infestádos, alejarán a los roedores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *