Propiedades y beneficios de la Parietaria y la Patata

Propiedades y beneficios de la Parietaria y la Patata

Propiedades medicinales de la Parietaria

Conocida también con el nombre de “perfora-murallas” o de “rompe-piedras”, porque nace, vive y muere entre los escombros. La parietaria es una planta herbácea, dotada de un tallo erecto y leñoso en la base, cuya altura puede oscilar entre 30 y 70 centímetros; posee flores verdosas casi inodoras.

Su sabor, por el contrario, es salado, a causa del elevado porcentaje de salitre que contiene. Conocida desde la Antigüedad, la parietaria era utilizada en las afecciones de las vías urinarias y como diurético.

¿Lo sabíais?

Se utiliza la parietaria para limpiar toda clase de recipientes, por eso es llamada también “hierba para botellas”.

Propiedades y beneficios de la Parietaria y la Patata

Características de la Patata

Planta herbácea con flores blancas o violetas y hojas compuestas, que todos conocemos perfectamente. Es muy posible, en cambio, que no todos sepamos de dónde viene, y, sobre todo, cómo llegó a nosotros.

La patata se cultivaba en América en tiempos de la conquista, desde Chile hasta la Florida, y los españoles la impor¬taron a Europa a mediados del siglo XVI, adquiriendo su cultivo gran incremento, generalizándose por todo el continente a finales del siglo XVIII. En un principio los europeos, injustamente por supuesto, la acusaron nada menos que de causar la lepra.

Como ya se ha dicho todo sobre la patata en otras páginas de esta obra, sólo nos resta hablar de su conservación. Se cuenta que el mariscal Goering, en una de sus grandes arengas militares y políticas, no desdeñó introducir ciertas observaciones sobre la conservación de la patata.

He aquí lo que se precisa hacer: ante todo, escoger los locales más secos y más protegidos del frío; no hay que hacer montones de patatas que sobrepasen los 50 centímetros de altura, sino antes bien extenderlas sobre un lecho de paja, de hojas secas, de tablones.

Después hay que cuidar de que la temperatura del local se mantenga entre los 2o y los 8o C. Efectivamente, por debajo de 2o C la patata se hiela. En el caso de que exista este riesgo, conviene cubrir las patatas con trapos o con cualquier otro material aislante.

Es necesario que la ventilación sea buena: la patata quiere respirar. En cuanto a la luz, la mejor para las patatas de consumo es la del crepúsculo. Por tanto, es indispensable tapar las ventanas con papel de periódico o con una lechada.

La oscuridad completa hace germinar la patata, puesto que la temperatura aumenta; la luz demasiado viva la hace enverdecer. Es aconsejable, además, vigilar las patatas conservadas, con el fin de quitar inmediatamente las que se hayan estropeado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *