Las mejores plantas reconstituyentes naturales

La naturaleza es una fuente inagotable de reconstituyen­tes naturales, muchos de los cuales todavía están por descu­brir. Otros, en cambio, son productos relativamente nuevos que empiezan a conocerse y valorarse en el mercado dietético occidental.

Es el caso de la quinoa y la maca, que acaban de introducirse y ya tienen una gran aceptación por su alto valor nutritivo y su riqueza en sustancias vitales para nuestra salud.

En la naturaleza podemos encontrar muchos reconstituyen­tes naturales

Click para ir directamente

Maca

La maca es un tubérculo de la familia de las cruciferas que se cultiva a más de 4 000 metros de altitud en la zona andina, concretamente en Perú. Estudios publicados sobre este tubércu­lo demuestran su alto contenido en minerales, hierro, calcio y fósforo, en vitaminas del grupo B y en carbohidratos.

Una prueba que demustra el alto poder nutritivo de la maca es su uso, por parte de la NASA, en la dieta de los astro­nautas. Informes de este organismo concluyen que la maca mejora el estado físico la lucidez y los reflejos. Este tubérculo contiene un 18% de proteínas aproximadamente.

Los pocos estudios que todavía existen sobre la maca indi­can que tiene un gran contenido en aminoácidos, actuando como protectores de las células hepáticas. Los mismos estu­dios le atribuyen propiedades fertilizantes y vigorizantes que todavía no se sabe cómo actúan. Una de las hipótesis que se barajan es la presencia de sustancias esteroideas, que son pre­cursoras hormonales.

La maca es usado por los astronautas

Quinoa

La quinoa es una semilla muy rica en vitaminas y con un sabor muy parecido al del arroz integral. La planta de la qui­noa es de hojas anchas y pertenece a la familia de las cariofi­láceas y puede equipararse a las espinacas o las acelgas. Estas hojas pueden consumirse en forma de verduras, pero su parte más apreciada y aprovechada es el grano.

La quinoa crece en los Andes a alturas superiores a los 3 000 metros, cultivándose de manera totalmente natural. Contiene entre un 17 y un 22% de proteínas, lo que la sitúa al mismo nivel que la carne, el pescado, las legumbres o los frutos secos, y muy por encima de los cereales.

Pero además, su riqueza en el aminoácido lisina hace que esas proteínas puedan ser aprovechadas en un 75 % por nuestro organismo.La quinoa puede ser considerada como la fuente más salu­dable, barata y ecológica de obtener proteínas.

La quinoa es rica en vitaminas

Cómo tomar quinoa

La quinoa se puede situar a medio camino entre el arroz in­tegral, por su sabor, y el cuzcuz, por su consistencia. Su cocción suele durar unos 15 minutos y se han de utilizar dos partes de agua por una de semillas.

La sal se añade al final para conseguir un buen punto de blandura. La guarnición o salsa que acom­pañe a la quinoa dependerá de la imaginación del lector.

La quinoa también se utiliza en sopas y puede reemplazar al cereal del arroz con leche. Su harina, mezclada a partes iguales con la de trigo, puede utilizarse en pasteles y galletas, si bien no es panificable.

La quinoa que llega a España ya ha sido lavada de las saponinas que podrían darle cierto amargor y desprender espu­ma en la olla. Puede adquirirse en las principales tiendas de dietética o a través de sus importadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *