Aprende sobre las Vitaminas B y C

Aprende sobre las Vitaminas B y C

¿Qué es la Vitamina B?

La totalidad de las ocho vitaminas B son hidrosolubles. Esto quiere decir que si se cocinan de manera inadecuada se pueden perder con rapidez, pero que también se disuelven fácilmente en nuestro cuerpo y a través de la sangre se eliminan por los riñones.

Por ese motivo tenemos que tomar todos los días vitaminas B, que están presentes sobre todo en la levadura, los productos integrales y el hígado (aunque éste con­tiene además muchas sustancias perjudiciales).

Si bien sólo lle­gan en cantidades diminutas a nuestro metabolismo, las vitami­nas B desempeñan una importante función en nuestro equilibrio energético. Ayudan en la transformación de los hidratos de car­bono en glucosa, que el cuerpo quema para obtener energía.

Participan asimismo en el metabolismo de las grasas y de las proteínas, además de en el funcionamiento del cerebro y del sis­tema nervioso, del trabajo muscular y de la actividad del tracto gastrointestinal.

nervios

Consecuencias de la falta de Vitamina B

Una carencia de vitaminas B puede conducir a trastornos psíquicos tales como nerviosismo, excitabilidad y depresiones, además de provocar encanecimiento, caída del cabello, enfer­medades cutáneas (por ejemplo, acné), falta de apetito, trastor­nos del sueño y estreñimiento.

El déficit en vitaminas B está muy extendido entre los occidentales, ya que consumimos demasiados alimentos azucarados, que influyen negativamente sobre la flora intestinal y que debilitan el sistema inmunitario.

El azúcar consiste prácticamente en el ciento por ciento de hidratos de car­bono y no contiene ninguna vitamina, pero en su digestión con­sume vitaminas B (sobre todo la B,), que faltan entonces en otros lugares. También el alcohol contiene muchos hidratos de carbo­no pero ninguna vitamina ni minerales y destruye las vitaminas B, el ácido fólico y la tiamina, que también puede aniquilarlos el café.

Esto resulta especialmente preocupante porque nuestro organismo necesita en especial muchas vitaminas B en situacio­nes de estrés. Hay personas que en estas circunstancias recurren al alcohol o al café para liberarse a corto plazo de preocupacio­nes, problemas, prisas, etc., pero lo único que consiguen es em­peorar los síntomas. Precisamente esas personas deben tener muy en cuenta al planificar de modo individual su dieta, lograr un aporte suficiente de vitaminas B.

naranja

Increíbles Utilidades de la Vitamina C

No puede decirse de ninguna vitamina en particular; que sea especialmente importante para nuestro organismo, puesto que todas ellas son sustancias esenciales sin las cuales no podría­mos existir. Sin embargo, la vitamina C es probablemente la más polifacética de todas estas sustancias, una vitamina con un increíble espectro de efectos sobre nuestro metabolismo.

La vitamina C desempeña un papel importante en la forma­ción del colágeno, la proteína que necesitamos para nuestra piel; los cartílagos y los huesos. Ayuda a curar las heridas y las quemaduras, apoya la producción de glóbulos rojos y el meta­bolismo de los aminoácidos, el ácido fólico y el calcio.

Protege de la oxidación a las vitaminas tiamina, riboflavina, ácido fóli­co; ácido pantoténico, A y E, y al cerebro y la médula espinal contra los llamados radicales libres. Estos son sustancias ajenas al cuerpo y perjudiciales; que pueden generarse como producto secundario en la combustión incompleta de las grasas.

Destru­yen las vitaminas, los enzimas y los glóbulos sanguíneos, y pue­den causar enfermedades de la sangre e incluso cáncer. La vita­mina C es importante para la absorción de hierro del intestino, pero sobre todo, forma una vigorosa pared protectora contra infecciones de todo tipo.

La vitamina C tiene todavía otra característica adicional que es muy importante. Participa en la producción de la adrenalina, una hormona que estimula el sistema nervioso simpático, au­menta la presión sanguínea y en conjunto procura un estado de ánimo despierto, concentrado y vigoroso.

Esta vigilia y la dis­posición a enfrentarse de manera dinámica al estrés cotidiano es inducida por otra hormona, la llamada ACTH (hormona adrenocorticotrópica), que procedente de la hipófisis estimula la pro­ducción de adrenalina en la corteza de las cápsulas suprarrena­les.

bie

Otras Curiosidades de la Vitamina C

Para ello se necesitan en esta última concentraciones consi­derables de vitamina C. En situaciones de estrés; sobre todo en caso de intensa carga emocional y psíquica; la producción de adrenalina y otras hormonas del estrés agota los depósitos de vi­tamina C.

Muchas personas que inician un régimen engordaron a causa del estrés, pues dejaron de preocuparse de su peso. Al comenzar la dieta, a menudo con unos menús pobres en vitaminas y mine­rales; faltan aquellas sustancias que precisamente se necesitan de manera urgente con el estrés del trabajo cotidiano; entre ellas en particular la vitamina C (ácido ascórbico).

La vitamina C participa de modo masivo en la biosíntesis (las funciones del metabolismo) del aminoácido esencial fenilalanina. Ayuda a este aminoácido, por ejemplo, en la transformación de la tirosina; un aminoácido no esencial, en L-Dopa (su carencia conduce a la enfermedad de Parkinson), dopamina y noradrenalina.

Estos dos últimos neurotransmisores (sustancias estimuladoras de los nervios) determinan en buena medida nuestros sentimientos, con­fianza, capacidad de apasionamiento, euforia. La noradrenalina se considera en la psicobiología como la auténtica sustancia de la felicidad.

Sin un aporte suficiente de vitamina C no es posi­ble; la producción de adrenalina en la corteza de las cápsulas su­prarrenales ni la emisión de noradrenalina en el cerebro y el sis­tema nervioso. Como ya se ha dicho; esto es algo que deben tener en cuenta las personas que cambian su dieta a una pobre en nutrientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *