Propiedades del perfume de jacinto para las personas del signo Virgo

Las personas nacidas bajo este signo son dul­ces, modestas, simpáticas, honestas, fácilmente impresionables, inclinadas a un análisis crítico excesivo y dotadas de un espíritu metódico. No tienen una vida fácil, al parecer; las atormentan las calumnias de que son objeto; tienen litigios, procesos interminables.

Y esto no es todo; su vida tampoco es fácil en el plano físico, ya que están expuestas a heridas, y especialmente a ac­cidentes en los brazos y en las piernas.

Antes de cualquier nacimiento sería conveniente rogar a Júpiter que no hiciera nacer bajo este signo a vuestros hijos, ni a los hijos de vuestros hijos. Bromas aparte, los nativos de este signo sufren el tormento de los celos: en resumen, que son desgraciados siempre.

Pues bien, cosa extraña, el perfume de ja­cinto actúa sobre su sexualidad, sobre su libido, como diría Freud: activando su sexualidad, el jacinto los hace menos dulces, más combativos.

Los del signo Virgo suelen ser muy dulces

Primer período de Virgo: perfume mágico, la gardenia

El poder de esta esencia reside en su propie­dad de crear una especie de armadura protec­tora contra las maldades del prójimo, de las cua­les, al parecer, son víctimas todos aquellos que nacen entre el 23 de agosto y el 3 de septiem­bre. Este período, en efecto, está dominado por un espíritu planetario del Sol, de carácter reser­vado y tranquilo, amante de la naturaleza.

Esto explica por qué los nativos de este período gus­tan de la armonía, de la exactitud; tienen un ca­rácter serio, honrado, afectuoso, y se ofrecen desarmados, en cierto sentido, a la malevolencia del mundo. De ahí el poder de la gardenia, que, como hemos dicho, crea una especie de armadura protectora.

Tiene otra propiedad, que es la de idealizar la sensualidad, convirtiéndola en un sentimiento noble y generoso. Esto abre, pues, las puertas de la santidad al que quiera entrar en ella: basta perfumarse con gardenia. Pero, ¿cómo hacerlo? Los textos recomiendan utilizar este perfume el domingo y el viernes.

La gardenia crea un escudo contra la maldad del otro

Segundo período de Virgo: perfume mágico, la acacia

Por lo visto, este período dominado por un espíritu planetario que gravita alrededor de Venus, desterrado del planeta Tierra en tiem­pos muy remotos por haber hecho una compe­tencia excesiva a… El espíritu del que hablamos está particularmente apegado a las riquezas, y sobre todo a las especulaciones de todo tipo, a la sensualidad, a la codicia, al deseo de acumu­lar bienes.

El perfume mágico de la acacia posee la pro­piedad de frenar la tendencia a acumular y a ga­nar a toda costa, lo que permite encauzar a los hombres (y a las mujeres) hacia un equilibrio más digno; en amor, posee la característica de inspirar deseos menos violentos y sentimientos más simples, ideas más ordenadas.

Empleo má­gico: confeccionar bolsitas perfumadas que se conservarán con la ropa interior.

La acacia tiene la virtud de detener el deseo de ganar a toda costa

Tercer período de Virgo: perfume mágico, aquilea milenrama

La esencia de aquilea milenrama resulta espe­cialmente apropiada para desarrollar la energía psicomental, para aumentar el interés por la existencia y en consecuencia por la vida, para facilitar la intervención de la suerte y final­mente para combatir la esterilidad intelectual y física.

Conviene saber que toda persona nacida en el curso de este período, que se extiende desde el 13 al 22 de septiembre, está influida por un espíritu holgazán, que se las arregla para ir tirando en los alrededores de Marte. Es evi­dente que hay que ponerse en guardia.

Los na­tivos de este período, aparte de una tendencia, que se podría calificar de mediterránea, a dejar para mañana lo que podrían hacer hoy, están sujetos a violentas depresiones morales. El perfume mágico, en forma de bolsitas para la ropa interior, desarrolla la energía psicomental adormecida. En suma, proporciona una sa­cudida saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *