Dietas de adelgazamiento, la dieta de la uva.

Entre las dietas de adelgazamiento más antiguas se cuenta una dieta consistente exclusivamente en consumir uvas. Hipócrates, el antecesor de todos los médicos, ya la recomendaba a sus pacientes con sobrepeso. Muchas personas viajan en otoño a las regiones vinícolas para someterse allí a una dieta de uvas de una o, incluso, dos semanas.

Las uvas son muy dulces y contienen por lo tanto gran cantidad de glucosa, que es el azúcar presente en los frutos dulces. Químicamente es idéntica a la de la sangre. Esta fructosa dulce se absorbe con gran rapidez y queda así a la disposición del metabolismo en forma de glucosa (un hidrato de carbono).

En 100g de uvas hay unos 20g de hidratos de carbono y fibra, que proporcionan alrededor de 75 calorías. Este es uno de los motivos por los que una dieta de adelgazamiento con uvas en la que sólo se consume esta fruta puede seguirse durante dos semanas. Con excepción de las vitaminas B17 y E, las uvas contienen todas las restantes. Son ricas en minerales y contienen también proteínas. Quien en una dieta de este tipo consume diariamente 3.000g de la fruta, toma unos 15g de proteínas.

dieta de uvas

Cómo actúa la dieta de uvas

Con su elevado contenido en hidratos de carbono y fibra, las uvas sacian mucho. Estimulan la actividad intestinal y con ello facilitan la digestión, lo que se experimenta muy ventajosamente después del tratamiento. Puesto que las uvas sólo contienen pequeñas cantidades de grasas y una proporción insuficiente de proteínas, con esta dieta además de una deshidratación se movilizan las proteínas corporales y se libera grasa de los depósitos adiposos.

Una dieta de adelgazamiento formada por uvas se puede continuar durante dos semanas bajo vigilancia médica. En caso de sobrepeso excesivo se pierden entre cuatro y seis kilos. En la segunda semana puede modificarse el régimen de adelgazamiento, es decir, según las ganas que se tengan se tomarán otros alimentos, tales como pan, queso, aves, etc.

Componentes de la dieta de uva

Durante la dieta de uvas se toman en la primera semana exclusivamente uvas, entre tres y cuatro kilos , o incluso más, distribuidas a lo largo del día. Se utilizarán a ser posible las que estén maduras y dulces. Para beber se toma mosto.

¿Qué se puede comer?

  • Calorías: Sin limitación.
  • Proporción de nutrientes: 95% hidratos de carbono, 5% proteínas.
  • Comidas/bebidas: Por la mañana, al mediodía y por la noche lo único que hay son uvas y mosto.

dietas de adelgazamiento

Ventajas

Las uvas contienen mucho azúcar y fibra, por eso sacian y resultan más indicadas que otros tipos de fruta para una dieta de adelgazamiento de más de dos días de duración. La dieta tiene efectos laxantes y estimula la actividad renal.

Desventajas

La dieta es muy unilateral y después del segundo día exige mucha consecuencia y disciplina. En personas predispuestas, al final de la segunda semana pueden presentarse los primeros estados de debilidad, en especial a consecuencia del déficit en proteínas. Si durante todo el día sólo se comen uvas, hay que contar además con diarrea.

Riesgos y/o efectos secundarios

Las mujeres y los hombres con un notable sobrepeso de más de 20 kilos o con tendencia a insuficiencia cardiocirculatoria deberían consultar al médico antes de iniciar una dieta de uvas.

Resumen de la dieta de las uvas

Como es una dieta de frutas pura, la dieta con uvas es muy adecuada para adelgazar. Se la puede seguir durante dos semanas y recompensa con una pérdida notable de peso. De todas las maneras es unilateral: por eso exige una cierta perseverancia.

Otras dietas interesantes:

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *