Enfermedades causadas por la obesidad

Entre las enfermedades causadas por la obesidad, con excepción del enfisema (enfermedad irreversible y que la obesidad no causa, sino que se limita a exacerbar), todas las enfermedades que con cada kilo de más se hacen más amenazadoras para la vida de las personas, se debilitan con cada kilo que se pierde, hasta el punto de que muchas de ellas desaparecen cuando se elimina la obesidad.

Enfermedades causadas por la obesidad

Conoce las enfermedades causadas por la obesidad

Como ya hemos apuntado, la relación entre la corpulencia de un individuo y las enfermedades relacionadas con la obesidad no es lineal, sino que sus riesgos aumentan en proporción directa al exceso de peso que padece el individuo, y ciertas enfermedades son tan comunes en los moderadamente obesos como en los casos más exagerados.

Lo que sí parece mantenerse estable es la relación entre la pérdida de peso y las esperanzas de vida, pues el índice de mortalidad entre los hombres que han logrado perder su exceso de kilos y el de aquellos que nunca han sido obesos es aproximadamente igual.

Este punto es fácilmente comprobable, puesto que los mayores problemas respecto a la salud en la actualidad se relacionan con lo que se ha venido en llamar enfermedades degenerativas, y en particular con las cardiovasculares. La obesidad exagerada acelera el proceso de degeneración.

La viruela y el sarampión, la escarlatina y la gripe, la tuberculosis y el tifus, el cólera y la fiebre amarilla, la disentería, la polio y las infecciones bacterianas, todas ellas consideradas hasta el siglo pasado como las peores plagas y las enfermedades contagiosas más epidémicas, ya no representan una seria amenaza para la salud del mundo occidental.

Y como ya no se registra una elevada mortalidad infantil por causa de fiebres, varicela o paperas, ni se registran entre los adultos excesivos casos de enfermedades infecciosas causadas por los alimentos o el agua, las principales causas de mortalidad son en la actualidad las enfermedades degenerativas y el cáncer.

Según Ancel Keys, ex director del Laboratorio de Higiene Fisiológica de la Universidad de Minnesota, existen buenas razones para pensar que la incidencia de las enfermedades degenerativas entre la población viene determinada en alto grado por la dieta alimenticia habitual.

En un capítulo posterior repasaremos las pruebas que nos llevan a pensar en una relación de causa-efecto entre las dietas de alto contenido en grasas y colesterol y las enfermedades cardiovasculares, y entre las dietas de bajo contenido en fibras y los cánceres colorectales.

Estos hechos y cifras no harán sino confirmar la extendida creencia de que el exceso en el comer es causa de la enorme preponderancia de los modernos problemas sanitarios y que la corrección en los hábitos alimentarios elimina muchos de tales problemas.

Ante tal evidencia, uno debe darle la razón al doctor Gastineau cuando proclama que ha llegado el momento de lanzar un asalto concertado y coordinado contra el mayor problema sanitario del mundo occidental, y que ello debe emprenderse con espíritu y celo de misioneros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres la guía de Kayla Itsines?

Mira tu bandeja de correo y consigue la guía Bikini Body Guide que causa furor

No hacemos SPAM

¿Quieres la guía de Kayla Itsines?

Mira tu bandeja de correo y consigue la guía Bikini Body Guide que causa furor

No hacemos SPAM