Vitaminas sintéticas y vitaminas naturales

Las vitaminas sintéticas pueden causar reacciones tóxicas, mientras que las vitaminas naturales, aun a elevadas dosis, no. Si nos preguntamos si hay diferencia entre las vitaminas sintéticas y las naturales, podemos decir que sólo hay una. Aun cuando las vitaminas sintéticas y minerales han producido buenos resultados, los beneficios que proporcionan las vitaminas naturales, los sobrepasan de largo. El análisis clínico de ambas revela lo mismo, pero hay más en las vitaminas naturales porque hay más en aquellas sustancias en la naturaleza.

diferencias entre vitaminas

¿Qué son las vitaminas y minerales?

Diferencias entre vitaminas

La vitamina C sintética es exactamente esto, ácido ascórbico y nada más. La vitamina C natural del escaramujo contiene bioflavonoides, el entero complejo C, que hace a la C mucho más efectiva.

La vitamina E natural, la cual puede incluir todos los tocoferoles, es más potente que su doble sintética.

Según el doctor T. G. Randolph, reputado alergista, “un derivado sintético puede causar una reacción en una persona químicamente susceptible, mientras el mismo material de origen natural es tolerado, a pesar de que las dos sustancias tienen idéntica estructura química”.

Y muchos que han probado ambos materiales pueden atestiguar que hay menos trastornos gastrointestinales con los suplementos vitamínicos naturales. Además, y esto es muy importante, las vitaminas sintéticas pueden causar reacciones tóxicas, mientras que estas reacciones no se producen con las vitaminas naturales incluso tomándolas en dosis mucho más elevadas de lo normal.

materias-inorganicas y materias organicas

Vinagre de manzana

Materias inorgánicas y materias orgánicas

La diferencia entre inorgánico y orgánico no es lo mismo que la diferencia entre sintético y natural, aunque sea común esta equivocada concepción. Todas las vitaminas son orgánicas. Hay sustancias que contienen carbono.

Los minerales, por su parte, son inorgánicos; no contienen carbono. Pero hay hierros orgánicos gluconato ferroso, peptonato ferroso y citrato ferroso. El sulfato ferroso, por otra parte, es un hierro inorgánico.

Solo del 2 al 1 0 por 1 00 de hierro inorgánico tomado por el organismo es realmente absorbido. La quelación es un proceso por el cual las sustancias minerales son transformadas en su forma digestible. Los comunes suplementos minerales generalmente no son digestibles y primero deben ser sometidos a la quelación para que el cuerpo pueda usar de ellas a través del proceso digestivo.

El proceso natural de quelación no es realizado eficientemente en muchas personas, y por eso aunque reciban gran cantidad de suplementos minerales, sólo aprovechan una pequeña porción.

Cuando éste es nuestro caso, el organismo no aprovecha lo que ingiere, pues muchos de nosotros no digerimos nuestros alimentos con eficiencia, de manera que sólo el 2 al 10 por 100 de hierro inorgánico ingerido es realmente absorbido, e, incluso con este pequeño porcentaje, el 50 por 100 es eliminado.

Esto nos revela la importancia que tiene el tomar minerales que han sido sometidos a la quelación. Los suplementos minerales “quelatados” proporcionan una asimilación de tres a diez veces mayor que los no “quelatados”, y resulta bien compensado el pequeño gasto adicional.

diferentes presentaciones

Actafarma para adelgazar

Diferentes presentaciones

Las necesidades de cada cual son diferentes,  y por esta razón muchas vitaminas son presentadas de diferentes formas.

  • Las tabletas son la forma más común de presentación. Son fáciles de guardar, llevar, y se conservan más tiempo que los polvos o los líquidos.
  • Las cápsulas, como las tabletas, son convenientes y fáciles de guardar, y son el suplemento usual para vitaminas solubes en aceite como las A, D y E.
  • Los polvos tienen la ventaja de no llevar excipientes o aditivos que puedan perjudicar a los alérgicos.
  • Los líquidos se pueden absorber fácilmente mezclados con bebidas y son adecuados para los que tienen dificultad para tragar cápsulas y tabletas.

Las vitaminas liposolubles, como las A, D y E se pueden presentar en forma «seca» o soluble en agua para las personas que tienen tendencia a trastornos estomacales a causa de la grasa, para los que padecen de acné, o aquellos que están sometidos a una dieta sin grasas.

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *