Maneras de limitar las calorías del alcohol

Todas las bebidas alcohólicas aportan calorías, por lo que conviene evitarlas. Algunos trucos ayudan a reducir la ingestión de alcohol y moderar su consumo.

Maneras de limitar las calorías del alcohol

Establecer un tope

Existen muchas maneras de limitar las bebidas alcohólicas cuando se sale por la noche o a una fiesta. Si se tiene voluntad, simplemente se trata de detenerse cuando empiezan a notarse los efectos del alcohol.

Luego se tomar únicamente bebidas refrescantes. Las personas que no se resistan habrán de planificar compromisos que les impidan permanecer más tiempo en una fiesta o público.

Un vaso de alcohol, un vaso de agua

Cuando la noche es larga, después de cada bebida alcohólica se toma un vaso de agua. Esto reduce los efectos desecantes del alcohol y se ingieren la mitad de las calorías.

Maneras de limitar las calorías del alcohol

Añadir agua, cubitos o soda

Cuando el vaso de alcohol esté por la mitad, se alarga la bebida con agua, soda o unos cubitos de hielo. Parte del vaso se beberá al gusto y otra parte se diluirá para retardar la demanda de la próxima copa.

Pedir personalmente la bebida al camarero

Otra vez se trata de retardar la demanda de alcohol. Aunque uno mismo pueda servirse, es preferible dirigirse a la barra: quizá surjan conversaciones interesantes en ella o, al menos, no quedará más remedio que restringir el número de viajes de ida y vuelta.

Beber despacio

Un martini caliente, un gin tonic sin gas o un Bloody Mary aguado son menos apetecibles, tardan más en consumirse y así se alarga la bebida por más tiempo.

Escoger bebidas que no gusten demasiado

Las bebidas amargas resultan difíciles de tomar para algunas personas. Otra manera de alargar la bebida; si usted pide lo que más gusta, se agotará en un santiamén y en seguida se repetirá su consumo.

Maneras de limitar las calorías del alcohol

En las comidas

En las comidas, pida únicamente una botella de buen vino: antes y durante la comida se puede saborear un vino delicado y suave que acompañe los platos. En ningún caso se pedirá otra botella; además, servirá de ahorro.

En el restaurante

Pida primero la comida y, luego, las bebidas. De este modo, una sola bebida durará toda la comida o la cena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *