Lo que necesitas saber sobre adelgazar en el embarazo

Es un error común que, por suerte, ya está cada vez menos extendido: ¿en el embarazo hay que comer por dos? La respuesta es NO. El tiempo que estás encinta, al igual que cuando no lo estás, has de llevar una dieta sana y variada, que te aporte todos los nutrientes necesarios y deseche todo aquello que no es útil para el organismo, para tu propia salud y bienestar. Eso sí, los expertos recomiendan ampliar las calorías ingeridas en 150, lo que no es el doble de lo habitual.

Sabemos que vas a hacer todo lo posible para que tu bebé esté bien. Pero también que quieres cuidar de ti misma y verte bien tanto durante el embarazo como después de él. Así que hoy te contamos todo lo que necesitas saber sobre adelgazar en el embarazo.

embarazo

Adelgazar en el embarazo: beneficios y riesgos

Bajar de peso durante el embarazo puede ayudarte a prevenir que tengan que realizarte una cesárea de emergencia o desarrollar preeclampsia, un estado en el que la mujer sufre hipertensión. También puede evitar la diabetes gestacional en el caso de que cuentes con sobrepeso.

Por tanto, bajar de peso no está recomendado para todas las mujeres, sino para aquellas que estén por encima del Índice de Masa Corporal adecuado. De hecho, tener un peso demasiado bajo durante el embarazo puede llevar a un parto prematuro y, en el peor de los casos, el aborto, según señalan algunos estudios.

En comoperderpeso.es siempre te advertimos sobre la idoneidad de que acudas a un especialista a la hora de bajar de peso si cuentas con ciertas características físicas o patológicas. Más aún si hay otra vida que depende de tu salud.

embarazo perder peso

Cómo no engordar en el embarazo

Si prefieres no correr riesgos y esperar a que pasen los 9 meses para emprender una dieta que te ayude a bajar de peso, es mejor que te centres en no engordar. Forma parte también de los cuidados especiales de esta etapa.
Organiza tu dieta y evita comer entre horas. Son muy comunes los denominados antojos, pero tienes que controlarte tanto como cuando no estás en periodo de gestación.

Además, debes desayunar todos los días. No te saltes esta importante comida del día aunque vayas justa de tiempo o no tengas demasiada hambre. El no desayunar solo te va a servir para llegar con hambre al almuerzo (si no antes) devorando lo que encuentres a tu paso. Has de recopilar la energía que necesitáis tu bebe y tú para afrontar el día.

adelgaza en el embarazo
No traspases las líneas de la dieta sana.

Si tienes que comer fuera de casa, prepara antes una comida y tómate un tiempo para comer, sin excusas. Hay muchas recetas frías y sanas que preparar en poco tiempo: ensalada de pasta, alguna sopa que puedes llevar en un termo, tortilla de verduras…

Hidrátate mucho.

Se recomiendan dos litros de agua diarios, ya que el líquido elemento te ayuda a no retener líquidos y a depurar toxinas.

Y camina.

Sal a dar un paseo todos los días durante, al menos, 30 minutos. Si es posible, dirígete hacia algún espacio abierto y verde que esté cerca de casa, como el parque o el campo. Te ayudará a respirar aire puro y alejarte un poco de la contaminación de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *