Increíble Dieta para Adelgazar y Purificar los Riñones

“La voluntad no da paso sin que el entendimiento vaya delante alumbrándola.” Fray Luis de Granada.

“La buena voluntad encuentra siempre el medio y la oportunidad.” Bai’f.

“Haríamos muchas más cosas si creyéramos menor el número de las imposibles.” Malesherbes.

Referencias populares que hay que evitar: “Hay que comer lo que se pegue al riñón.”; Recomienda aquellos alimentos con sobrecarga de grasa.

Increíble Dieta para Adelgazar y Purificar los Riñones

Proceso para Mejorar los Riñones y Perder Peso

  1. Duración: veinte días.

  1. Tome durante esos días muy poca sal y mucha agua (de dos a tres litros como mínimo), sobre todo agua imantada. Recientes investigaciones le otorgan al “agua imantada” una marcada acción diurética y depurativa.

  1. Por muy ocupado que esté, o por muy estresado que se sienta no aguante nunca las ganas de orinar. Vaya al baño siempre que tenga ganas, y vigile las más sutiles invitaciones de la vejiga.

  1. A partir de la hora en que se levante (momento en el que orina por primera vez en el día), procure orinar cada dos o tres horas. Para ello, si tiene que usar durante esos días un reloj de los que avisan, hágalo, pero conviene que orine, como mínimo, unas siete u ocho veces al día; si son más, no se preocupe: su organismo en general y sus riñones en particular se lo agradecerán.

    agua

  1. Procure en esos días tomar de vez en cuando sustancias que tengan un reconocido poder diurético: café, espárragos, té, etc. Y, sobre todo, mucha agua.

  1. No tome durante esos días ningún diurético farmacológico.

  1. En lo sucesivo, una vez reeducado su sistema renal, la única regla a seguir es no aguantar jamás las ganas de orinar, ni dejarlo para luego. Tenga, además, la costumbre de beber siempre agua abundante y no excederse en la sal.

Es una alusión a la ley de los iguales o las semejanzas, en  cuyo caso las judías serían buenas para el riñón, pues tienen su misma forma. “Día de ayuno largo como ninguno.” Refrán al que no hay que hacer caso, pues ahora sabemos que el ayuno regulado (la dieta) es salud.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *