Cómo Acepta tu Cuerpo los Alimentos

Las responsables del placer de boca son las diez mil papilas gustativas de la lengua; que aunque van disminuyendo y deteriorándose con la edad (paladar gastado), en lugar de disminuir el consumo; justamente por la falta subjetiva de sabor de los alimentos, el “comedor” lo que suele hacer es aumentar la cantidad de especias; sal y otros ingredientes para seguir saboreando a placer sus viandas preferidas.

Sin embargo, sólo reaccionamos a cuatro sabores básicos, como son: agrio, salado, amargo y dulce; y cuando colocamos sobre la lengua cualquier comida o bebida lo que en realidad la diferencia de otra es la combinación de esas cuatro posibilidades.

Cómo Acepta tu Cuerpo los Alimentos

Pero la lengua, pese a esa aparente limitación; analiza tan finamente los alimentos que puede detectar millones de posibilidades de sabor y diferenciar procedencias(Es sorprendente en el caso de los vinos); aliándose al olfato para una mayor perfección del análisis.

Lo que la lengua no puede captar en ningún caso es el valor nutritivo de los alimentos; pero la moderna ciencia ha sabido penetrar en el secreto y ahora; afortunadamente, podemos recomendar a cada paciente aquello que le resultará beneficioso para la salud y conveniente para la línea, el peso y la armonía.

Siguiendo fielmente con la filosofía de este libro, continúo describiendo los pormenores de la asimilación alimentaria con el fin de atraer el interés del lector para que haga su propio proyecto nutritivo.

Cómo Acepta tu Cuerpo los Alimentos

Curiosidades sobre la Digestión

El aparato digestivo no es más (en un planteamiento simplificador) que un tubo muy largo, formado por varios órganos separados: introducimos la comida por un extremo y eliminamos los desechos por el otro extremo final del tubo. Claro que lo que sucede en el intermedio es algo más complicado.

El objetivo de la digestión consiste en descomponer los alimentos en unidades más simples; a fin de que puedan pasar a través de nuestra “piel interior” y nutrir al organismo. Se piensa que basta ingerir alimentos para nutrirse, pero en realidad el hombre no se nutre de lo que come, sino de lo que digiere.

En otras palabras, no es suficiente disponer de alimentos y comerlos, sino que hay que digerirlos, esto es, transformarlos en sustancias asimilables que beneficien nuestra salud. Este proceso de transformación y asimilación de los alimentos está determinado por la calidad del alimento, su masticación, ensalivación y deglución; tienen la máxima importancia, también, el control nervioso y la combinación de estos alimentos.

Seguro que más de una vez hemos pasado la tarde con acidez de estómago, flatulencias, dispepsias (malas digestiones en suma), sin que sepamos la razón; ¿será tal vez porque la combinación de los alimentos que hice no era la correcta?

proceso

Proceso de los Alimentos en el Cuerpo

La transformación de los alimentos en el proceso digestivo; se efectúa bajo la acción de un grupo de fermentos orgánicos denominados enzimas. Estos tienen la función de descomponer los alimentos que ingerimos en los nutrientes; que pasarán a la sangre para ser distribuidos a todas las células del organismo.

Los almidones (hidratos de carbono) serán transformados en glucosa, las proteínas en aminoácidos, los lípidos en ácidos grasos. Cada enzima posee una acción específica sobre cada tipo de sustancia y bajo unas condiciones muy concretas.

El conocimiento y la práctica de unas correctas combinaciones alimentarias; nos harán obtener una alimentación más sana y nos evitará muchos trastornos digestivos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *