Usos de la fluoxetina para adelgazar

La clave para adelgazar, está claro, se encuentra en lo que comemos y en cómo ayudamos al cuerpo a deshacerse de lo que no es necesario, a través del ejercicio físico, por ejemplo.

Siendo la alimentación la clave y sabiendo que cuanto más comemos más engordamos. Podemos extraer una conclusión clara: un apetito insaciable es mal amigo para controlar la línea. Por ello, muchas personas se centran en eso mismo, en el control del apetito que haga que no aportemos al cuerpo más de lo que realmente necesitamos.

Hoy te contamos usos de la fluoxetina para adelgazar, así que presta atención porque interesarte y mucho.

Usos de la fluoxetina para adelgazar

Qué es la fluoxetina o prozac

La fluoxetina es un atidepresivo que también se conoce como Prozac y actúa sobre serotonina, aumentando sus niveles en el cerebro.

Los profesionales médicos la suelen recetar cuando hay trastorno como los alimenticios, como es la bulimia, e incluso de forma puntual cuando se padecen otros como el alcoholismo. Y es que un nivel alto de serotonina se suele se suele asociar a un buen estado emocional. Ayuda a controlar los impulsos y la ansiedad de forma que nos puede hacer pensar que es útil también para controlar el apetito. Sin embargo, no tiene por qué ser así.

Si bien depende de su grado, la gravedad de las patologías que hemos destacado indica que, para tomar la fluoxetina es mejor que ésta sea antes prescrita por un médico, que debe ajustar la dosis al paciente y llevar un control de los efectos.

Usos de la fluoxetina para adelgazar

Fluoxetina para adelgazar: cómo tomarla

El Prozac se presenta en diferentes formatos, como pueden ser las pastillas y cápsulas. Es habitual que se recete un cápsula al día, o dos que se podrían ser tomadas por la mañana y a mediodía. Lo mejor es tomarla sobre la misma hora del día.

Los efectos de la fluoxetina no comienzan a verse hasta que no pasan 4 ó 5 semanas desde el comienzo del tratamiento.

Usos de la fluoxetina para adelgazar

Fluoxetina para adelgazar: contraindicaciones

Hay estudios médicos que indican incluso que niños, adolescentes y adultos que han seguido un tratamiento con Prozac han acabo desarrollando comportamientos suicidas, de forma que el problema se ha agravado más que cuando no seguían un tratamiento con fluoxetina. De hecho, puede aumentar además el riesgo de infarto de miocardio, taquicardias y otras patologías como la fotofobia.

Un medicamento como el Prozac, sin duda, tiene que tomarse con receta médica, debe ser prescrito por un médico. Los riesgos son demasiados grandes en compensanción con perder algunos kilos.

Usos de la fluoxetina para adelgazar

Opiniones

Muchas personas han compartido su testimonio a través de Internet para afirmar que eso de que es de que el Prozac ayude a bajar de peso no es más que un mito. Y es que hay reacciones adversas que pueden resultar contraproducentes, como la creación de ansiedad o insomnio, lo que en algunos casos hace que se recurra a la comida para calmar la sensación.

En otros casos, por el contrario, sí se ha comentado que se pierden las ganas de comer… lo que puede desembocar en anorexia. Se suma el hecho de que otras tantas personas ni siquiera tienen la sensación de que la fluoxetina les haya ayudado para lo que se la recetaron, su depresión.

15 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *