Evitar la recaida de la sobre ingesta en la obesidad para no tener factores de riesgo

El interés por solucionar el problema del mantenimiento del peso perdido ha significado que los estudiosos del tema hayan empezado a emplear de forma más sistemática estrategias terapéuticas dirigidas a impedir el proceso de recaída y, consecuentemente, el mantenimiento del peso.

Como ya hemos señalado anteriormente, sabemos poco del proceso de recaída debido fundamentalmente a que este proceso se produce una vez que el sujeto ha finalizado el tratamiento y deja de asistir a sesiones terapéuticas.

Sólo nos percatamos del problema cuando el sujeto regresa a la terapia, mostrando su incapacidad para retornar al peso obtenido inicialmente.

Hay que evitar la recaída de la sobre ingesta

Sesiones de apoyo

Tradicionalmente, el procedimiento más común desde la perspectiva conductual empleado como estrategia de mantenimiento del peso ha sido la planificación de sesiones de apoyo una vez finalizado el tratamiento.

Estas sesiones tienen como objetivo solventar cualquier dificultad que tenga el sujeto para seguir empleando los procedimientos para el control de peso aprendidos durante la terapia y de esta forma incrementar su adhesión a las estrategias de tratamiento.

Los resultados obtenidos en investigaciones que han empleado exclusivamente sesiones de apoyo son confusos y han mostrado la incapacidad de estas sesiones para facilitar el mantenimiento del peso perdido durante el tratamiento (Ashby y Wilson, 1977; Beneke y Paulsen, 1979; Hall, Hall, Borden y Hanson, 1975).

Como señalan Perri, Shapiro, Ludwig y cois. (1984), el fracaso de las sesiones de apoyo como estrategia de mantenimiento podría ser debido a que:

1) el número de sesiones de apoyo empleadas ha sido limitado (tres o cuatro sesiones), programado de forma arbitraria durante el seguimiento y sin tener en cuenta las necesidades reales del sujeto; y 2) el contenido de las sesiones, por lo general, se ha limitado a revisar las técnicas que ya se habían aplicado durante el tratamiento.

Las dificultades de mantenimiento pueden ser debidas más a una falta de motivación para cumplir las instrucciones proporcionadas durante la terapia que a un olvido de las estrategias aprendidas.

La recaída es peligrosa para los obesos

Contactos telefónicos y por correo

Una estrategia de mantenimiento alternativa a las sesiones de apoyo consiste en que el terapeuta establezca contacto telefónico y/o por correo con el sujeto una vez finalizado el tratamiento. Por ejemplo, Perri y cois. (1984) programaron un plan de contactos telefónicos y por correo que presentaba las siguientes características: los sujetos recibían un juego de tarjetas que debían enviar a su terapeuta semanalmente.

Los sujetos fueron adiestrados para cumplimentar diariamente las tarjetas con datos referidos al peso, consumo calórico, calorías gastadas mediante ejercicio físico y el número de comidas omitidas durante el día.

El terapeuta semanalmente establecía contacto telefónico con el sujeto independientemente de si éste había enviado o no las tarjetas. Mediante la llamada telefónica el terapeuta comentaba brevemente la información recibida y proporcionaba consejo si era conveniente.

Los resultados del estudio de Perri y cois. (1984) sugieren que los contactos telefónicos y por correo después del tratamiento son una estrategia efectiva para facilitar el mantenimiento del peso. Spevak (1981) realizó una revisión de 21 trabajos que empleaban el contacto telefónico como una estrategia de mantenimiento para distintos tipos de problemas.

De los 21 estudios, 15 indicaron que se mantenían correctamente los efectos del tratamiento; dos trabajos (Hall, Bass y Monroe, 1978; Hall y cois., 1975) sugerían que el envío por correo, por parte de los sujetos, de autorregistro constituía una estrategia sólida de mantenimiento.

Como señalan Perri, McAdoo, Spevak y Newlin (1984) la combinación de ambas estrategias —contacto telefónico por parte del terapeuta, envío de autorregistros por parte del sujeto— se presenta como una estrategia económica y eficaz de mantenimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *