La dieta de Britney Spears: el resurgir de una diva

La conocimos siendo ella una adolescente de 16 años de Misisipi. Para la industria musical era, sin duda, el producto perfecto: joven, guapa, con un bonito cuerpo y versátil. Y es que Britney, además de cantar, bailaba, componía y actuaba. Se une a otras facetas como el diseño de moda. Te contamos más sobre la historia y sobre la dieta de Britney Spears.

Britney Spears

La dieta de la piña

Ha nacido una estrella

Si ...Baby One More Time nos hizo mover esqueleto como lo habían hecho los grandes éxitos de Madonna, no decepcionaron tampoco los éxitos de su segundo disco, como Oops!… I Did It Again.

La joven disfrutaba de su momento contando con cada vez más seguidores en el mundo, y envuelta en el mundo de la fama y de la música fruto, además de por sus incontestables méritos, de relaciones como la que le unión a Justin Timberlake.

Se encontraba en los tronos de la música y sus acciones no pasaban desapercibidas. Célebre y muy comentado, no estando  tampoco exento de polémica, fue el apasionado beso que Madonna dio a ella primero Christina Aguilera después en la gala de los MTV Music Awards de 2003, durante su actuación. Si bien era la propia Madonna la que ostenta sin lugar a dudas el título de Reina del Pop, en aquella época Spears y Aguilera se disputaban el de Princesa.

Sin embargo, sus altibajos dieron al traste con su éxito, y tras la entrada en escena de otras estrellas, pocas personas tienen claro quién podría ostentar el puesto. Sin contar, claro, a los incondicionales fans de cada una…

Britney Spears dieta

La dieta de Miranda Kerr

Del éxito al pozo

La fama es todo un arma de doble filo. Te ofrece contactos, caché, prestigio. Te convierte en la estrella imprescindible de cualquier evento o programa de televisión que se precie, lo que se convierte en dinero directo a tu cuenta corriente. Pero cuando la prensa rosa se ve en el derecho de inmiscuirse en tu vida privada, de juzgarte a ti y a tu familia y de que cualquier detalle íntimo sea digno de salir en el papel cuché, la presión hace que no conozcas el lado oscuro.

Fue precisamente la prensa rosa quien bautizó el año 2006 como el año de Britney y no precisamente por su talento, como debiera ser. Se embarcó en un matrimonio frustrado rápidamente, entró en una vorágine de fiestas nocturnas y consumo de drogas y descuidó mucho su aspecto, pese a que su mundo es imagen en un alto porcentaje. Lo peor fue que perdió la custodia de sus hijos, e incluso su padre tuvo que hacerse cargo de la suya.

Para desgracia de sus incondicionales fans, Britney estaba lejos de aquella ídolo adolescente, y los acontecimientos que se sucedían en su vida hacían que se asemejera peligrosamente a otras divas que también habían seguido el camino de la autodestrucción.

Por suerte, la norteamericana se recuperó. Pero, ¿cómo lo hizo?

La dieta de Britney Spears

Puede que a la joven no le faltaran consejos e incluso tratamientos psicológicos que la ayudaran a salir del bache. Lo peor que le podía haber pasado, como a cualquier persona, es la pérdida de la confianza en ella misma y la falta de ilusión.

Ante una situación así, depresiva y dramática, lo fundamental es ganar en seguridad. La nostalgia puede hacerte zozobrar. El recordar cómo eras antes y en qué te has convertido mina tu moral cada día, pero no puedes dejar que eso te hunda.

britney barriga

El Método Thinking

Siempre hemos dicho que tener bien alta autoestima ayuda mucho, y verse bien es fundamental. La protagonista de nuestra historia debió poner en orden sus prioridades a la vez que comenzaba la dieta de Britney Spears.

Si durante su etapa gris la vimos en demasiadas ocasiones desmaquillada, con malos pelos, poco favorecedores leggins y con Frapuccinos y otros alimentos poco saludables en las manos, eso cambió cuando decidió volver a ser la que era. La dieta de Britney Spears eliminó los excesos de grasas y azúcares, y comenzó a dar protagonismo a las carnes magras bajas en grasa como el pollo y el pavo en ensaladas y hamburguesas.

La dieta de Britney Spears cambió también los snacks de chocolate por otros más naturales, consistentes en los saludables frutos secos o en queso, cuya versión fresca tiene pocas calorías.

En su desesperación, Spears quiso obtener un método fácil y rápido que le asegurara perder esos kilos de más, y que no te recomendamos. Tras leer que la actriz Marily Monroe que ella tanto admira acudía a los enemas para adelgazar, ella decidió apuntarse al carro. Se trata de un recurso contra el estreñimiento ocasional que, por lo que parece, ella asoció al vientre plano y comenzó a abusar. Los expertos médicos, sin embargo, no lo recomiendan en absoluto. Sabemos, por su entorno, que Britney tiene poca fuerza de voluntad pero, ¡era la única manera de volver a su peso! Y, una vez lo consigues, entiendes que todo ha merecido la pena.

Por supuesto, la cinta andadora se convirtió en su mejor amiga, y el parqué de la sala de ensayos de baile en su hábitat. Por supuesto, combinó el ejercicio con tablas de abdominales, hasta de hacer cientos de ellas al día.

dieta Britney Spears

Dietas de adelgazamiento, la dieta de la uva

El resurgir de una diva

A día hoy, se podría decir que, después de la dieta de Britney Spears y, más en general, de su reconversión, la artista está recuperada. Puede que ya no tenga el cuerpo de la joven de …Baby One More Time, pero entonces era una adolescente que debía madurar.

A día de hoy, es la protagonista residente del show Britney: Piece of Me, del casino Planet Hollywood & Casino de Las Vegas, donde está desde 2013 y se prevé esté hasta 2017. Su historia nos enseña que hay que saber sobreponerse a los golpes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *