Dieta Cero la más efectiva para bajar peso

La dieta Cero (también conocida con el nombre de “Ayuno terapéutico”) significa ayuno total. Puesto que el ser humano puede vivir durante cinco semanas sin hidratos de carbono, proteínas y grasas, pero apenas seis días sin agua, al ayunar es obligatorio tomar líquido pues de lo contrario la dieta no duraría ni una semana.

Este régimen, o mejor dicho, el ayuno, tiene una antiquísima tradición. En las grandes religiones se le consideraba como signo de penitencia y de purificación espiritual y física.

Con un ayuno prolongado los fieles entraban en un estado eufórico, parecido al delirio. La causa es una estimulación mediante péptidos opiáceos del cuerpo, que actúan como la morfina u otras drogas.

Dado que con el ayuno es frecuente alcanzar un mejor estado de ánimo. Los médicos recomiendan la dieta Cero también para el tratamiento de los trastornos nerviosos, del humor depresivo y del insomnio.

Dieta Cero la más efectiva para bajar peso

Cómo actúa la dieta Cero

La drástica degradación de los hidratos de carbono almacenados conduce a una pérdida de agua y con ello a una reducción del peso.

Puesto que las reservas de glucógeno se agotan prácticamente al cabo de un día. El organismo toma como sustituto la proteína procedente de la musculatura esquelética.

Una parte de esta proteína se transforma en glucosa para garantizar las necesidades del cuerpo. En una dieta Cero, el metabolismo reacciona de inmediato con mecanismos de alarma de este tipo.

Con la utilización de la proteína muscular, que asimismo fija agua, se continúa disminuyendo de peso, tanto más cuanto que se movilizan también los depósitos de grasa procedentes del tejido subcutáneo del vientre y de las caderas.

Con un aporte nulo de calorías la reducción de peso es, lógicamente, elevada: las personas con sobrepeso pueden perder en la primera semana cinco kilos y después, por espacio de otras más hasta tres kilos semanales, adelgazando los hombres algo más deprisa que las mujeres.

Componentes

En la dieta Cero sólo hay bebidas sin calorías, tales como agua mineral, té, etc. Es importante el aporte de minerales y vitaminas, que sólo puede garantizarse mediante los correspondientes preparados.

Dieta Cero la más efectiva para bajar peso

¿Qué se puede comer?

Comidas:

  • La dieta Cero o el ayuno excluyen toda toma de alimento. Incluso son tabú los zumos con cantidades mínimas de calorias.

Bebidas:

  • Té.
  • café (sin azúcar).
  • agua mineral.

Ventajas

La dieta Cero es adecuada para una pérdida de peso eficaz, rápida y máxima en el plazo de unos pocos días. Actúa motivando porque los éxitos se manifiestan en seguida.

Se utiliza terapéuticamente contra la adiposidad, aunque bajo vigilancia médica. Un ayuno prolongado activa la producción de péptidos opiáceos en el cuerpo. La consecuencia es un estado ligeramente eufórico, parecido a un delirio, que sin embargo no tiene efectos perjudiciales sobre el organismo.

Desventajas

Una dieta Cero sólo puede seguirse durante un período limitado, puesto que de lo contrario se produce una peligrosa carencia de proteínas.

Un adulto sano sólo puede liberar unos tres kilos de proteínas procedentes de la musculatura esquelética sin que se produzcan estados de agotamiento, trastornos nerviosos o incluso caída del cabello y fragilidad de las uñas.

Dieta Cero la más efectiva para bajar peso

Intolerancias/riesgos

Debido a que las necesidades energéticas se cubren principalmente con las reservas grasas, aumenta la concentración de cuerpos cetónicos en la sangre, que son productos residuales del aprovechamiento de los lípidos y que pueden cargar los riñones.

De todas formas, después de la primera semana el noventa y cinco por ciento de las necesidades calóricas se satisfacen con las propias grasas del cuerpo y el cinco por ciento restante con las proteínas corporales. Se generan además productos de desecho de la utilización de los lípidos, los restos moleculares nitrogenados de los aminoácidos.

Bajo ciertas circunstancias, los riñones ya no pueden eliminar esos restos del metabolismo. Por ese motivo, para reforzar la actividad renal, la ingesta de líquido no deberá ser en ningún caso inferior a los tres litros diarios.

Por lo general son personas con un notable sobrepeso las que se someten espontáneamente a una dieta Cero. En ellas, la pérdida de kilos es mayor, aunque también lo son los riesgos.

La consecuencia puede ser descenso de la presión, náuseas, vómitos o mareos, pero sobre todo trastornos circulatorios y tendencia a los colapsos.

Las personas en delicado estado de salud, con problemas cardiocirculatorios en el pasado o con un sobrepeso superior a los veinte kilos, deben consultar obligatoriamente a su médico antes de iniciar este tipo de dietas. Lo mismo rige para aquellos otros que padecen hipertensión y trastornos funcionales de los riñones.

Resultado

La dieta Cero es adecuada para personas físicamente sanas con objeto de perder peso con rapidez en el plazo de dos, tres o cuatro días.

Requiere disciplina. La intensa sensación de hambre inicial desaparece al cabo de unos pocos días. Pero con ello aumentan mucho los riesgos de un déficit proteico.

Una dieta Cero de breve duración la recomiendan los especialistas en dietética como introducción a una dieta posterior, más moderada y de mayor duración. A Adecuada sólo para personas jóvenes y físicamente sanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *