Zanahorias y salsa de cebolla, recetas caseras para bajar de peso

Las zanahorias que se emplean para estos preparados conviene que sean de clase fina, bien sean largas o cortas, forma de corcho o de tapón, ricas en vitaminas y de alto valor nutritivo.

Zanahorias estofadas Arlequín

Se montan o se raspan con cuchillo 150 gramos de zanahorias, se cortan en lonchas finas del grueso del canto de media peseta, se echan en cacerolita y se cubren con decilitro y medio de agua hirvien­do, se sazona de sal, una pizca de azúcar y un átomo de pimienta y se deja cocer, tapada la cacerola, hasta evaporarse; entonces se in­corpora un majado de dos nueces con una pizca de perejil y una hebra de azafrán disuelto con medio decilitro de agua fría, se vuelve a hervir tres minutos, se vierte en legumbrera y se sirve.

Zanahorias y salsa de cebolla, recetas caseras para bajar de peso

Legumbres y alcachofas recetas sanas para perder peso

Zanahoria Carmelita

Montados 150 gramos de zanahoria, se cortan en gajos del tamaño de un diente de ajo, se echa en cacerola y se cubre con cuarto de litro de agua hirviendo, se sazona de sal y una pizca de azúcar, y tapada la cacerola, se deja cocer hasta evaporarse; entonces se incorpora medio decilitro de salsa de tomate concentrado, pero no muy espesa, se le da un hervor de dos minutos y se sirve en legumbrera salpicada de estragón.

Zanahorias a la crema

Montados 150 gramos de zanahoria, se cortan en rajas del espesor del canto de media peseta, se echan en cacerolita y se cubren con decilitro y medio de agua hirviendo sazonada de sal y azúcar y un átomo de pimienta, y tapada la cacerola, se deja hervir hasta evaporarse; entonces se agregan dos cucharadas de nata espesa y una cucharada de leche, se deja hervir dos o tres minutos y se vierte en legumbrera, acompañado de un tarro de nata.

Zanahorias y salsa de cebolla, recetas caseras para bajar de peso

Pastas y navos, recetas sanas para adelgazar

Nota.—En lugar de nata, se puede acompañar de dos cucharadas de zumo de naranja.

Zanahorias y cebollitás

Se cortan en trozos de tres centímetros 150 gramos de zanahorias, y estos trozos se hacen cuatro gajos cada trozo, se echan en cazo con 50 gramos de cebollitás muy pequeñas, se cubren con cuarto de litro de agua caliente y 10 gramos de mantequilla, sal y una pizca de azúcar, se tapa y se deja cocer hasta consumirse el agua.

Zanahorias, cebollitas y guisantes

Se preparan según se explica en la receta “Zanahorias y cebollitas”, agregando una cucharada colmada de guisantes finos al mismo tiempo que las zanahorias y cebollitás.

Zanahorias y salsa de cebolla, recetas caseras para bajar de peso

 Lechuga, recetas sanas para adelgazar 

Zanahorias en gajos glaseadas

Montadas 150 gramos de zanahoria, se cortan en gajos del tamaño de un diente de ajo, se echan en cacerolita y se cubren con cuarto de litro de agua hirviendo, se sazona de sal, azúcar y un átomo de pimienta, se añaden 15 gramos de mantequilla, y cubierta la cacerola, se deja hervir hasta evaporarse el caldo, o sea que no quede más de una cucharada de jugo; entonces se vierte en legumbrera y se sirve.

Nota.—Se puede servir al mismo tiempo nata, jugo de naranja o puré de tomate concentrado, formando la mezcla en la mesa con cualquiera de estos tres ingredientes o sin ello. Resulta un plato fino, de un paladar extraordinariamente exquisito.

Zanahoria en rodajas glaseadas

Montadas 150 gramos de zanahoria, se cortan en rajas del grueso del canto de media peseta, se echan en cacerola y se cubren con decilitro y medio de agua hirviendo, se sazona de sal, azúcar y un átomo de pimienta y se agregan 15 gramos de mantequilla: tapada la cacerola, se deja hervir hasta evaporarse el agua, que queda un jugo glaseado; entonces se sirve en legumbrera.

Zanahorias y salsa de cebolla, recetas caseras para bajar de peso

Coles recetas caseras para bajar de peso

Nota.—Como decíamos en la anterior receta, se puede acompañar nata, jugo de naranja o puré de tomate concentrado.

Ensalada de zanahoria

Generalmente, se emplea zanahoria que ha cocido con caldo de ternera, a fin de que tenga un buen aroma; se corta en rajas, en gajos o en juliana gruesa, se traba con salsa mayonesa o se sazona con salsa vinagreta. Se sirve en ensaladera y se adorna la bordura con lonchas de tomate, puntas de espárragos o lonchas de zanahoria.

Puré de zanahoria

Se echan en un cazo 100 gramos de rojo de zanahoria y una patata d¡e 50 gramos, se cubre de agua y se sazona de sal. Se deja cocer treinta minutos, y una vez cocido, se escurre y se pasa por tamiz, y formado un puré, se traba con medio decilitro de leche.

Zanahorias y salsa de cebolla, recetas caseras para bajar de peso

Champiñones y esparragos, recetas sanas para adelgazar

Nota.—La adición de 10 gramos de mantequilla favorece su exquisitez.

Ingredientes: Mantequilla 10 gramos.

Harina 5 ídem.

Leche 1 decilitro.

Sal y un átomo de nuez moscada.

PreparaciónEn cacerolita se echa la mantequilla, se deja derretir y se añade la harina, se forma un rehogo, y sin tomar color se moja con la leche hirviendo, no dejando de mover con batidor, a fin de que no forme grumos y obtener una salsa fina; se sazona de sal y un átomo de nuez moscada y se deja hervir moderadamente. Obtenido un decilitro de salsa, se pasa por colador chino, se perfuma con unas gotas de zumo de limón y, agregando una bolita de mantequilla, se reserva.

Notas.—Antes de formar el rehogo de harina, se pueden rehogar unos trocitos pequeños de cebolla, y una vez cocida y sin tomar color, entonces se agrega la harina, terminando según ya se explicó anteriormente.

Cuando el artrítico sea obeso, debe prescindir de esta salsa y em­plear la salsa de cebolla, que se explica a continuación.

Salsa de cebolla

Ingredientes: Cebolla picada muy finamente, 1 cucharada colmada.

Aceite 2 ídem.

Zumo de naranja. 1 ídem.

Maizena 1 cucharadita al borde.

Sal y un átomo de pimienta

Zanahorias y salsa de cebolla, recetas caseras para bajar de peso

Guisantes y Judías recetas caseras para bajar de peso

Preparación: En cacerolita se echa el aceite, se deja calentar y se agregan la cebolla y un ramo de perejil, se tapa la cacerolita y se deja estofar la cebolla muy despacio; una vez cocida y sin tomar color, se decanta quitando toda la grasa, se moja con 1 y 1/2 decilitro de agua hirviendo, se hierve moderadamente cinco minutos y se traba con la maizena disuelta con el zumo de naranja, se deja hervir hasta obtener medio decilitro de salsa, se sazona de sal y pimienta y se pasa por colador chino, oprimiendo con batidor para que pase la cebolla.

La adición de una bolita de mantequilla hace de esta salsa un pequeño manjar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *