Lechuga, recetas sanas para adelgazar

Para crear la Lechuga braseado, se escoge una lechuga regular de tamaño, se recorta el tallo y se limpia de hojas lacias o estropeadas, se lava en abundante agua fría y se echa en agua hirviendo con sal, dejándolo cocer fuertemente cinco minutos, se refresca al chorro del agua fría y, escurrida.

Lechuga, recetas sanas para adelgazar

Espinacas recetas sanas para perder peso

Se corta en cuatro partes a lo largo, y plegada en dos o tres dobleces, se coloca en cazuela o plato refractario y se cubre con parte de agua de la cocción o con caldo, se cubre con un disco de papel satinado embadurnado la cara que roza las lechugas con 10 gramos de mantequilla, se tapa con tapadera y se pone a horno hasta evaporarse el caldo; entonces se sirven.

Lechugas brascadas “García Tapia”

Se brasea según se explica en la anterior receta, se coloca en fuente y se cubre cada parte con una cucharadita de nata espesa. El fondo de la fuente se cubre con dos cucharadas de zumo de naranja y se sirve.

Lechuga braseada con mayonesa

Lechuga, recetas sanas para adelgazar

Arroz, recetas sanas para adelgazar

Braseada la lechuga según ya se explica anteriormente, se coloca en fuente, y una vez templada o fría, se sirve, acompañándose de salsa mayonesa.

Lechuga braseada con tomate

Braseada la lechuga, se coloca en fuente, se cubre cada parte con una cucharada de puré de tomate y se sirve.

Lechuga Segoviana

Limpia la lechuga, se corta en fina juliana, se echa en barreño con agua fría, se exprime y se echa en cacerola o tartera de barro, se cubre con agua hirviendo, se agregan 10 gramos de mantequilla, sal, azúcar y unos átomos de pimienta, se tapa con papel en forma de disco embadurnado de mantequilla, y cuando rompe el hervor, se pone a cocer hasta evaporarse el caldo; entonces se agregan dos cucharadas de jugo de tomate, se echa en legumbrera y formando montículo se cubre con dos cucharadas de nata espesa y se sirve.

Lechuga, recetas sanas para adelgazar

Conoce mas en nuestra categoria de recetas

Bolitas de lechuga Mari Paz

Se brasea una lechuga pequeña según ya se explica anteriormente, se incorpora una yema de huevo, una cucharada de nata espesa y dos gramos de cola de pescado disuelta, se deja enfriar y antes de que cuaje se forman bolas más pequeñas que una nuez, se bañan con un decilitro de mayonesa gelatinosa, o sea un decilitro de salsa mayonesa mezclado con cinco gramos de cola de pescado; una vez solidificada.

Se coloca sobre lonchas de tomate del diámetro de 10 centímetros, y esta loncha, sobre un disco de patata cocida formada con corta pastas rizado del diámetro y espesor de una moneda de cinco pesetas, se baña con gelatina semi líquida, y una vez cuajada, se recortan las rebabas y se coloca en fuente sobre servilleta, se adorna con gelatina picada y se sirve acompañado de un tarro de nata espesa.

Flan de lechuga “Ramón y Cajal’’

Se brasea una lechuga pequeña según ya se explica al principio de este capítulo, se exprime para extraer el caldo y se pasa la lechuga por tamiz y, formada una pasta, se echa en un tazón, se agregan dos

yemas de huevo, una cucharadita al borde de maizena, sal y un átomo de nuez moscada, se mezcla con cuchara y se incorpora medio decilitro de leche hirviendo, se vierte en molde a flan embadurnado con mantequilla y se pone a baño de María; cuando rompe el hervor el agua del baño, se pone al horno de veinte a veinticinco minutos y, cocido, se retira del horno y se deja reposar unos minutos, se desmol­dea en fuente, adornada la superficie con una rosa de nata montada.

Lechuga, recetas sanas para adelgazar

 Recetas canapés saludables para adelgazar

También se puede servir sin nata, pero al sabio doctor don Santiago Ramón y Cajal le agradaba comerlo con nata y en la forma explicada.

Envidias

Se pueden aplicar todas las recetas que explicamos para la lechuga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *