La dieta de moda para perder peso

Existen muchos tipos de dietas en el mercado, más o menos efectivas, y cada día vamos conocimiento métodos de adelgazamiento más sanos y naturales que nos permiten perder peso sin arriesgar nuestra salud.

Es el caso de la dieta de los puntos, un método basado en la calificación de cada alimento y en la suma total de las calorías que estos nos aportan durante el día. En definitiva, la dieta de los puntos es una revolucionaria forma de perder peso porque se trata de un método no conocido hasta ahora.

dieta de moda

¿En qué consiste la dieta de los puntos?

Básicamente, la dieta de los puntos clasifica los alimentos en relación a sus calorías e identifica a cada uno de ellos en función de puntos. Además, cada persona tendrá un número de puntos total diario que no deberá sobrepasar bajo ningún concepto y que será asignado en base a la talla y el peso del individuo.

De esta forma, solo debes aprender o consultar cuántos puntos vale cada alimento que consumes y calcular el número de puntos total que ingieres cada día para no pasarte del límite máximo. Por norma general, se recomienda un consumo situado entre los 17 y los 19 puntos diarios distribuidos en tres comidas.

Esto equivaldría a unas 1400 calorías que a su vez te permitirán adelgazar 500 gramos semanales sin necesidad de arriesgar tu salud con dietas milagrosas que traen los kilos de vuelta después.

dieta

Otros tipo de alimentos

Por otro lado, es importante mencionar que existen alimentos que no tienen calificación en la dieta de los puntos, es decir, existen alimentos sin puntuación de los que podrás comer la cantidad que desees sin problema. Algunos de estos alimentos se enmarcan dentro de las frutas y las verduras pero también sucede con algún que otro dulce y con el café, ese gran aliado para no dormirse por las mañanas y coger energías para pasar el resto del día.

Evidentemente, al igual que existen alimentos sin puntuación también existen alimentos que no se recomienda introducir en la dieta de ninguna de las maneras. Es el caso de los productos más grasientos como son las pizzas, la bollería industrial o el embutido (sobre todo el chorizo).

La gran ventaja de esto es que puedes comer de todo sin sentirte culpable pero claro, si te comes un trozo de tarta sabes que ese día probablemente no podrás comer mucho más y deberás basar la dieta del resto del día en fruta y verdura, por poner un ejemplo.

Sin embargo no todo es tan fácil como hacer una simple suma. Este tipo de dieta debería estar controlada por un médico especialista así que te recomendamos que, en caso de que te interesa comenzar la dieta de los puntos, consultes primero con un profesional dietético.

Y es que, a pesar de que tú elegirás lo que comes en base a los puntos, debes tener en cuenta que para que se trate de una dieta sana debe respetar los principios estándar de alimentación. Esto es: 50% de carbohidratos, 30% de grasas y 20% de proteínas.

Eso sí, ten en cuenta que esta dieta no puede ser realizada por niños menores de 12 años, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia y personas con antecedentes nerviosos.

Si quieres saber más acerca de los puntos de cada alimento puedes consultar libros de la asociación Weight Watchers.

Entonces, ¿a qué esperas para comenzar a perder peso con la dieta de los puntos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *