Dieta con restricción de grasas para el sobrepeso

Otra forma de elaborar una dieta hipocalórica es restringiendo selectivamente el contenido graso de la misma. Puesto que las grasas proporcionan más del doble de calorías que los otros dos principios alimentarios, la reducción alimentaria deberá ser cuantitativamente menor para conseguir un mismo número de calorías.

La restricción de las grasas, como hemos dicho, es habitual en las llamadas «dietas equilibradas», y cuanto mayor es esta restricción menos «equilibradas» pueden considerarse. La restricción total de las grasas es muy difícil, y además no es aconsejable, ya que dejan de aportarse ácidos grasos esenciales, con los consiguientes problemas de salud que pueden surgir.

Los alimentos con bajo contenido graso inundan el mercado alimentario y suelen ser utilizados por el público espontáneamente. Participan menos en la elaboración de dietas médicas porque a veces la reducción es inexacta.

Es muy importante la dieta que hagas

Dieta con restricción selectiva de los carbohidratos

Ha sido muy utilizada en la elaboración de dietas para adelgazar. La base de esta restricción, más que la disminución de aporte calórico, es la repercusión que tiene sobre la saciedad y la secreción de insulina.

Puesto que en una dieta equilibrada el contenido en carbohidratos es del 50 %, al reducirlos aumenta considerablemente el aporte proteico y también lipídico y contribuye a producir una mayor sensación de saciedad.

El paciente come menos de lo que comería si hubieran hidratos de carbono, y es capaz de mantener más tiempo la dieta. Por otro lado, al disminuir la ingesta de hidratos de carbono se reduce el principal estímulo sobre la secreción de insulina.

Hay especialistas que pueden aconsejarte una dieta

La insulina es la hormona lipogenética por excelencia

Es decir, que favorece la síntesis y el depósito de lípidos; si su secreción se reduce estas funciones disminuyen.

Diferentes autores han recomendado regímenes de este tipo; entre los más conocidos, Atkins, Taller y Stillman elaboraron dietas suprimiendo totalmente los hidratos de carbono (Atkins, 1972). Mientras la restricción relativa de carbohidratos es relativamente fácil de llevar a cabo y relativamente inocua, la restricción absoluta es más complicada porque limita notablemente el tipo de alimentos que forman parte de la dieta, y en cierta forma peligrosa porque restringe el aporte de vitaminas y minerales que se encuentran especialmente en los alimentos ricos en carbohidratos.

Otras dietas basadas en los mismos presupuestos son el régimen Mayo, el régimen de Hollywpod y el régimen valorado en puntos. Otra fuente de calorías en los humanos es el alcohol. Un gramo de alcohol produce 7 calorías, es decir, más que los hidratos de carbono o las proteínas.

Por ello, en la mayoría de regímenes dietéticos se suprime el alcohol, puesto que éste no es necesario para el funcionamiento metabólico del organismo y en cambio proporciona casi tantas calorías como las grasas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *