Espárragos y repollo , recetas sanas para perder peso

Por lo general elegimos ciertas verduras únicamente para crear una única receta, pero esto debe acabar y puedes aprovechar los esparragos al graten para cambiar tus comidas, para ello, se cuecen según se explica en el capítulo de legumbres de ar­tríticos.

Cocidas las puntas de espárragos, o sea de medio kilo de espárra­gos, se colocan en plato refractario embadurnado ligeramente de mantequilla; colocados en dos filas, se cubren con salsa bechamel, se espolvorean de queso rallado y se bañan con 10 gramos de man­tequilla. Se gratinan a horno fuerte, y dorados a bonito color, se sirven.

Espárragos Holandesa

Una vez cocidos, se sirven en fuente sobre servilleta, adornando los extremos con unas ramas de perejil; se acompaña con una salse­ra con salsa Holandesa. (“Salsa Holandesa”, ver salsas.)

Espárragos y repollo , recetas sanas para perder peso

Recetas caseras para bajar de peso de Setas y Albaricoque

Espárragos Napolitanos

Se preparan y se sirven según la receta de espárragos al gratén, sustituyendo la salsa bechamel por puré de tomate concentrado.

Espárragos vinagreta

Cocidos los espárragos (ver capítulo de legumbres, en artríticos), se sirven en fuente sobre servilleta, adornando los extremos con un ramo de perejil; en salsera se sirve salsa vinagreta a base de aceite, zumo de limón, sal y un poco de caldo de la cocción de los espá­rragos.

Espárragos y repollo , recetas sanas para perder peso

Manzana, tomate y frutas, recetas caseras para bajar de peso

Puntas de espárragos salteados

Se echan en agua hirviendo con sal 100 gramos de espárragos verdes, se dejan hervir a fuego moderado, y cocidos, se escurren, se incorporan en cacerola o sartén, salteándolos con 20 gramos de mantequilla, y rectificados de sal, se sirven en legumbrera.

Espárragos y repollo , recetas sanas para perder peso

Recetas sanas para perder peso de Fresas y Naranjas

Puntas de espárragos salteados (otros)

Cocidas las puntas de espárragos según se explica en la anterior receta, se escurren y se echan en sartén, donde se ha frito un diente de ajo con aceite (dos cucharadas). Rectificado de sal, se sirve en legumbrera.

Nota.—Se puede acompañar con una salsa de puré de tomate.

Otras especialidades de espárragos las encontrará en la parte de artríticos.

Repollo con patatas

Se les quita el tallo a dos o tres hojas de repollo, se cortan en tiras o dados, se echan en agua hirviendo con sal y se dejan cocer fuertemente diez minutos; se refresca y se vuelve a echar en agua hirviendo y sal, agregando dos o tres patatas torneadas en forma de huevo pequeño; una vez cocidos el repollo y patatas, se escurren y se echan en sartén, donde se ha frito un ajo con una o dos cucha­radas de aceite.

Espárragos y repollo , recetas sanas para perder peso

Plátano, piñas y uvas, recetas caseras para bajar de peso

A fin de que esta verdura resulte más suave, se blanquea, o sea se echa en el agua hirviendo, y una vez cocida cinco minutos, se refrescan al chorro del agua fría, volviéndola a echar en agua hirvien­do, dejándola hervir hasta que ya esté cocida.

Nota.—también se puede cocer el repollo separado de las patatas.

Repollo a la Lombardesa

Se escoge repollo blanco y se les quita el tallo a tres o cuatro hojas, se corta en dos o tres cada una y se echan en agua hirviendo, dejándolas hervir fuertemente diez minutos; se refrescan y se es­curren.

En cazuela de barro o plato refractario embadurnado ligera­mente de mantequilla se coloca un trozo de hoja que tenga el diá­metro del plato o cazuela, se embadurna la hoja con una capa de puré de tomate y se cubre con otra, volviéndose a cubrir con puré, continuando esta operación hasta llegar al borde de la cazuela o plato.

Espárragos y repollo , recetas sanas para perder peso

Recetas caseras para bajar de peso para hacer Helados

Se cubre con agua o caldo de vaca y se tapa, se pone a horno tapado una hora, aproximadamente, añadiendo caldo si hace falta; una vez cocido el repollo, se cubre la superficie con puré de tomate, se espolvorea con queso rallado, se añaden 15 gramos de mantequi­lla en bolitas, y con medio decilitro de caldo se pone a horno fuerte para que se tueste la superficie; entonces se sirve en la misma ca­zuela.

Nota.—El caldo de vaca se puede sustituir por caldo Maggi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *