Remedios Caseros para la Enteritis

enteritis

Información general de la Enteritis

El estómago posee un orificio en cada uno de sus extremos: el cardias y el píloro. Ambos se cierran por medio de músculos circulares contráctiles. Estos dos orificios regulan la entrada y la salida de los alimentos, que pasan del esófago al estómago por el cardias y salen por el píloro hacia el intestino.

El intestino representa la parte más importante del tubo digestivo: tiene una longitud de unos 9 metros y se compone de dos partes, el intestino delgado y el intestino grueso.

El intestino delgado, con una longitud de un poco menos de 8 metros y un ancho de 3 cm., se divide a su vez en tres porciones: el duodeno, el yeyuno y el íleon.

La enteritis es una inflamación del intestino delgado. Sin embargo, debemos añadir que esta inflamación rara vez se localiza en este segmento del intestino. Existe una enteritis aguda y una enteritis crónica.

La primera llamada también “catarro intestinal agudo”; la segunda, “catarro intestinal crónico” o “enterocolitis crónica”.

Las enteritis agudas a menudo se ven acompañadas por gastritis o colitis. Las alteraciones del contenido del intestino después de la ingestión de alimentos estropeados, pescados, etc., o de fermentaciones anormales, constituyen la causa. Los síntomas aparecen en general de manera imprevista.

Consisten en diarrea, acompañada por dolores abdominales, vómitos, náuseas, a veces fiebre, boca seca, lengua pastosa, orina rara, agotamiento y postración.

cebolla

Beneficios de la Fitoterapia

La cebada y el mirtillo están indicados aquí de manera particular. Verter tres puñados de ce­bada en un litro y medio de agua. Hervir durante 10 minutos, luego filtrar. Cuando la decocción esté fría, endulzarla con miel y bebería. El mirtillo se emplea en forma de tintura de bayas de mirtillo.

Tomar unos 100 gramos y dejar macerar en aproximadamente un litro de alcohol de 80° durante 15 días, al sol, en un recipiente cerrado. Beber veinte a treinta gotas antes de las comidas.

Los fitoterapeutas también aconsejan una tisana que el hermano Brunone calificaba “de admirable”. Se trata de preparar la siguiente mezcla: hervir 2 cucharadas de cebada, dos de avena, dos de trigo, dos de maíz, en 3 litros de agua. Retirar del fuego cuando el líquido se haya reducido un tercio. Pasar luego por el tamiz y dejar enfriar. Esta tisana debe beberse en el curso del día, añadiendo un poco de limón.

Remedios Caseros para la Enteritis

Remedios recomendados para aliviar la Enteritis

También se aconseja para las inflamaciones intestinales una decocción de hojas de plantaina: coger 30 a 60 gramos, y hervir durante una media hora en un litro de agua; filtrar con una tela de lino y dejar reposar. La decocción debe beberse a razón de una a dos tazas pequeñas en el curso del día.

Pasemos a la cebolla. Picar unos 90 gramos y agregar la misma cantidad de alcohol de 90°. Tomar tres cucharadas por día.

El romero también es un excelente remedio: verter un litro de agua hirviendo sobre 20 gramos, aproximadamente, de hojas de romero, y 10 gramos de ruda. La posología es de 3 a 4 tazas pequeñas diarias.

Asimismo la grama tiene propiedades curativas sobre las inflamaciones intestinales. ¿Cómo utilizarla? Hervir en dos litros de agua, durante una hora, unos 50 gramos de grama y 15 gramos de cebada. Filtrar la decocción y beber a razón de 3 tazas diarias.

Finalmente tenemos la decocción de arroz. Hervir 30 gramos de arroz, en 3 litros de agua, durante alrededor de una hora. También se puede hervir el arroz en leche y emplearlo como lavativa.

Por último recomiendo los mirtillos, que también pueden consumirse en forma de mermelada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *