Garbanzos y guisantes, recetas caseras para bajar de peso

Los garbanzos son excelentes para la buena digestión, por ello, no puedes dejarlo fuera de tu dieta, para prepara los garbanzos, se pone una cacerola al fogón con una cebolla de 50 gramos, una zanahoria de 50 gramos y un ramo de hierbas. Cuando rompe el hervor, se incorporan 50 gramos de garbanzos remojados, y cuan­do éstos llegan a hervir, se retira a un lado del fogón, dejando cocer hora y media, tiempo aproximado que tarda en cocer. A mitad de cocer se echa sal.

Nota.—Se ponen en vasija 50 gramos de garbanzos, se cubren con medio litro de agua templada y una cucharadita de sal y un gramo de bicarbonato de sosa, se dejan a remojo doce horas, pasadas las cuales, se escurren los garbanzos en pasadera y se lavan al chorro del agua fría.

Garbanzos salteados

En sartén se echan dos cucharadas de aceite, se deja calentar y se agrega un diente de ajo, se dora y se incorporan los garbanzos cocidos y escurridos. Salteados en el aceite, se sirven.

Garbanzos y guisantes, recetas caseras para bajar de peso

Nota.—Se pueden acompañar dos patatas cocidas.

Garbanzos con salsa tomate

Se saltean los garbanzos según explicamos anteriormente y se sirven acompañados con una salsera con salsa de tomate o tomate frito.

Garbanzos al jugo

Salteados los garbanzos según ya explicamos, se agrega un de­cilitro de jugo, se da un hervor y se sirven en legumbrera salpicados de perejil.

Garbanzos y guisantes, recetas caseras para bajar de peso

Nota.—El jugo se prepara echando en cazo decilitro y medio de agua caliente, un cubito de Maggi, se arrima al fogón y cuando rompe el hervor, se traba con una cucharadita de maizena diluida con una cucha­rada de vino blanco, seco; formado el jugo y hervido dos minutos, se retira y se reserva.

Puré de garbanzos

Cocidos 50 gramos de garbanzos con 100 gramos de patatas, se pasan por tamiz. Se mezcla el puré con 15 gramos de mantequi­lla; rectificado de sal, se añade medio decilitro de nata. Se sirve en legumbrera.

Guisantes con tomate

En cacerolita pequeña se echa medio litro de agua, se arrima al fogón y se agrega sal, y cuando hierve a borbotones, se incorporan 150 gramos de guisantes recién desgranados, se hierven fuertemen­te, y cocido, se retiran y se refrescan al chorro del agua fría, cubrien­do la cacerola con una tapadera (colador).

Garbanzos y guisantes, recetas caseras para bajar de peso

A fin de que los gui­santes no se pierdan en el fregadero; escurridos, se echan en la mis­ma cacerolita con 10 gramos de mantequilla, se dejan rehogar y se añaden una o dos cucharadas de puré de tomate, agregando un poco de agua si resulta espeso, y rectificado de sal, se sirven en le­gumbrera.

Guisantes salteados Amparito  

Se cuecen los guisantes según se explica en la anterior receta, se refrescan, se escurren y se reservan. 

En cacerolita o sartén se echan 30 gramos de recortes de jamón con la mitad o más de grasa y un diente de ajo, se deja destilar la manteca, y frito el ajo, se incorporan los guisantes, se saltean, y rectificamos de sal, se sirven en legumbrera, una vez retirado el ajo.

Puré de guisantes  

Se cuecen 150 gramos de guisantes frescos según la receta de guisantes con tomate; se escurren, y sin refrescar, se pasan por un tamiz, se echan en una cacerola y se agregan 15 gramos de mante­quilla, se mezcla con una espátula de madera, y formada una pasta fina, se incorporan una cucharada o dos de nata espesa, y hecho un puré, se vierte en legumbrera formando un montículo, que se adorna con el canto de un cuchillo.

Garbanzos y guisantes, recetas caseras para bajar de peso

Nota.—Si resulta espeso, se aclara con un poco de leche (dos cucha­radas, aproximadamente). 

Otros preparados de guisantes, ver en artríticos, capítulo de le­gumbres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *