El tratamiento para la obesidad y los medicamentos

Antes de considerar las diferentes formas de tratamiento conviene analizar cuándo y por qué la obesidad debe ser tratada.

Tal como se ha comentado anteriormente, sólo los sujetos con un sobrepeso superior al 30 % del peso ideal presentan complicaciones metabólicas, cardiocirculatorias o respiratorias, con mayor frecuencia que los sujetos con normopeso.

Por tanto, podría decirse que únicamente a partir de este grado de sobrepeso existe indicación médica de tratamiento de la obesidad. Sin embargo, otras situaciones o factores presentes en determinados sujetos obesos pueden ser también motivo de pérdida ponderal aunque el peso de los mismos no supere el 30 % del peso ideal.

Es buena idea tratar la obesidad con expertos

Si el grado de sobrepeso es superior al 30 % del peso ideal

Se debe intentar corregir la obesidad por el riesgo de elevar la morbilidad y mortalidad del sujeto que esta situación implica.

Asimismo, siempre que la obesidad se asocia a alteraciones o afecciones relacionadas o agravadas por la obesidad es preciso corregirla aunque el exceso ponderal sea inferior al 30%.

Por ejemplo, es un hecho bien conocido que la reducción ponderal es el primer tratamiento en diversas afecciones metabólicas (dislipemias, hiperuricemias, diabetes tipo II) y un tratamiento necesario en otras enfermedades (cardiocirculatorias, articulares, respiratorias) asociadas.

Cuando la obesidad se desarrolla antes de los 30 años, es más probable que aparezcan alteraciones/anomalías metabólicas o de otro tipo, especialmente en los varones. El aumento de la mortalidad asociada al sobrepeso es especialmente manifiesto en varones jóvenes (Keys, 1972).

Consideración aparte merecen las obesidades desarrolladas durante la infancia y la adolescencia, las de la gestación y las que por diversas razones, a pesar de no superar el límite del tratamiento obligado, provocan incomodidad en el sujeto obeso.

Es bueno ir a la clínica para tratar la obesidad

Otros remedios naturales y caseros interesantes

La obesidad desarrollada en la infancia

O la adolescencia debe ser controlada por el riesgo más elevado de generar una hiperplasia celular y la posible repercusión de esta transformación histológica en la dificultad de responder al tratamiento. Sin embargo, la infancia y la adolescencia son dos períodos de grandes requerimientos energéticos en los cuales es difícil elaborar una dieta hipocalórica.

Por una parte, porque al limitar la ingesta calórica se limitan también determinados nutrientes, minerales y vitaminas indispensables para un correcto crecimiento; por otra, porque no es correcto disminuir mucho la ingesta calórica a estas edades y por tanto la eficacia de la dieta será limitada.

En general se aconseja una actitud vigilante y moderada, elaborando dietas proporcionadas de las que se eliminan los alimentos superfluos a los que son aficionados los niños, como los productos de pastelería, confitería y similares, y las bebidas ricas en azúcar (tipo cola). El tratamiento de la obesidad aparecida o agravada a causa de una gestación tiene el doble interés de la prevención de complicaciones en el feto y en la madre.

Es frecuente que las gestantes obesas que no controlen la ganancia ponderal durante el embarazo den a luz macrofetos, con los consiguientes problemas que pueden aparecer durante el parto y también en el período neonatal. Se ha visto que existe una correlación positiva entre la ganancia ponderal de la madre y el tamaño del feto (Harrison, 1980), así como que la excesiva ganancia ponderal se acompaña de una mayor cantidad de tejido adiposo en el feto (Enzi, 1980).

Finalmente, la conveniencia de iniciar un tratamiento adelgazante en un sujeto con sobrepeso simple o con una obesidad moderada deberá supeditarse a la demanda del sujeto en cuestión y por tanto habrá que valorar cuidadosamente como este individuo lleva su obesidad o su sobrepeso y las repercusiones que éstas pueden tener sobre sus actividades, su profesión, su estatus social, etcétera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *