Bebidas y Plantas medicinales, recetas sanas para adelgazar

Como quiera que las infusiones y cocimientos de plantas medi­cinales que están toleradas por su virtud a favor de la función del riñón, las cuales se eliminan por la piel, y tratándose de un com­plemento terapéutico, nos hemos interesado en publicar la siguiente lista de plantas medicinales.

Plantas Sudoríficas y diuréticas

Las plantas medicinales pueden ser empleadas en infusión o co­cimiento.

La infusión es echar en agua hirviendo las hojas o flores, hirviendolas uno o dos segundos, y retiradas del fuego y tapadas, se dejan en infusión unos minutos, a fin de que desprenda el perfume de la planta; después se pasa por una servilleta y se sirve en tetera.

Bebidas y Plantas medicinales, recetas sanas para adelgazar

Postres y Jugos,recetas caseras para bajar de peso

Notas.—También se pueden echar las plantas en tetera y escaldarlas con agua hirviendo, dejándola en infusión unos segundos; se sirve en la misma tetera con colador.

El cocimiento se hace cuando se trata de tallos o raíces que por su con­textura deben cocer unos minutos, se pasa por una servilleta y se sirven en la tetera.

Plantas sudoríficas

  • Angélica (raíz).
  • Borraja (flor).
  • Gordolobo (flor).
  • Saúco (flor).
  • Manzanilla (flor).
  • Violeta (flor).
  • Zarzaparrilla (raíz).

Bebidas y Plantas medicinales, recetas sanas para adelgazar

Postres Dulces, recetas caseras para bajar de peso

Plantas diuréticas

  • Avena (semilla).
  • Bardana (raíz).
  • Borraja (flor).
  • Cereza (rabos).
  • Enebro (bayas).
  • Gordalobo (flor).
  • Grana (raíz).

Bebidas y Plantas medicinales, recetas sanas para adelgazar

Carne y Jamón, recetas caseras para bajar de peso

  • Parietaria (hojas ricas).
  • Regaliz (palo).
  • Espárrago (raíz).
  • Maíz (penacho).
  • Saúco (flor).
  • Vid (hoja).

Dicen que una docena de dientes de ajo y 50 gramos de apio formando un majado y disuelto con cuarto de litro de agua hervida, frío y mezclado con cuarto de litro de alcohol de 90° y dejando en infusión en una botella quince días, se obtiene una bebida que, to­mando una cucharada en ayunas, produce verdaderos prodigios. Esto no crean los lectores que es nuestro; esto es de un enfermo que sufrió de reumatismo y ha dicho que le fue muy bien, y nosotros, con la mayor voluntad y buena fe, lo exponemos.

Reumáticos: ¡ Bebe sidra, mucha sidra! No olvidéis que es un diu­rético poderoso, que evita la acumulación del ácido úrico.

Diabéticos

No todos los diabéticos orinan azúcar, y to­dos los que orinan azúcar no son diabéticos.

Doctor Escudero.

La alimentación para enfermos de diabetes debe ser pobre en hidratos de carbono y limitar en todo lo posible todos aquellos manjares que contengan riqueza de azúcar. No queremos de­cir que este régimen de alimentación sea desprovisto de hidratos de carbono y de albúminas, no; decimos que éstos deben injerirse en cantidad mínima, reemplazada, en algunos casos, parte de los hi­dratos de carbono por sustancias grasas, debiendo ingerir en mayor proporción sales minerales y vitaminas.

Bebidas y Plantas medicinales, recetas sanas para adelgazar

Carne recetas sanas para perder peso

El plan dietético para enfermos de diabetes ha de fundarse so­bre los resultados del examen individual, y solamente los clínicos versados en estas cuestiones pueden hacer la terapéutica alimenticia de la diabetes en el sentido de reducir todo lo posible la pérdida de azúcar y de precaver o combatir, según los casos, aquellos distur­bios más profundos del cambio material, que se traduce por la formación y eliminación de grandes cantidades de compuestos acetónicos y por la fusión anormalmente intensa de las albúminas del or­ganismo.

Al cabo de algún tiempo de seguir una alimentación ade­cuada, acrece la capacidad de aprovechamiento de los hidratos de carbono, al mismo tiempo que mejoran los restantes disturbios de la nutrición. Por esto, al hacer una terapéutica casual indirecta, al ordenar una dieta en consonancia con el estado de nutrición del en­fermo, es cuando se aprecian los excelentes resultados.

Excepto en algunos casos de diabetes, que no deben ser pobres en hidratos de carbono o de albúminas, para comprobar el tipo de diabetes se somete al enfermo a un régimen de ensayo. En estas condiciones se redu­cen los hidratos de carbono, aisladamente o con los proteicos (albúminas). Por estos tanteos se llega a determinar la cantidad de glúcidos que no ori­ginan glucosuria, y de estos ensayos nace el plan alimenticio más o me­nos pobre en’ hidratos de carbono.

Las recetas que explicamos son para una persona, excepto en algún caso especial, que ya lo hacemos constar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *