Usos y recetas de la miel

Tuvimos ocasión de señalar los escrúpulos que impedían a ciertas personas hacer uso de la miel. Hemos dicho que tales es­crúpulos eran infundados. Hay, sin embargo, organismos que reaccionan mal ante este alimento. Ello puede ser efecto de cier­tas enfermedades especiales, por lo que en tales casos se absten­drá de proporcionar a dichos enfermos miel cruda en abundancia, probando en cambio de administrarsela “disfrazada”, vale expresar, en receta, o para endulzar, en vez del azúcar.

Si se ve que las molestias que causaba siguen aún, lo más prudente es que esos enfermos dejen absolutamente de hacer uso de la miel.

Alternativas de preparación aconsejables para la miel

Las preparaciones en que es la miel parte integrante son in­finitas, y ofrecen los más variados caracteres. Daremos algunas, para que el lector pueda llevar a la práctica nuestros consejos de utilizar en más encala este valiosísimo colaborador de la buena salud.

Usos y recetas de la miel

Propiedades del Galio Amarillo y Genciana Amarilla 

En términos generales, la miel cruda puede utilizarse en ca­lidad de mermelada, para poner sobre pan, masitas, en sandwich, etc. Para este último uso, en los emparedados, puede combinarse con frutas desecadas, con cáscara de naranja, con manteca, con maní, etc.

Usos recurrentes de la miel en la cocina

En tostadas, en frutas azucaradas, en flanes, budines, pas­teles, etc., puede suplir la miel al azúcar, con ventajas. Pero debe tenerse en cuenta que para suplantar el azúcar con miel en la confección de una receta, es necesario conocer la equivalencia de una y otra.

Usos y recetas de la miel

Propiedades y beneficios del Geranio Robert y el Ginseng

Dicen algunos que en razón del agua contenida por la miel ésta endulza idénticamente al azúcar, no obstante poseer la miel varios azúcares. No nos parece. También dicen que ali­menta tanto el azúcar como la miel, lo que es falso.

Para guiarse, poco más o menos, en la sustitución del azúcar con la miel, en recetas culinarias, deben tenerse en cuenta estos hechos:

  1. Cuando se utilice miel se usará polvo de hornear. Por cada vaso de miel media cucharadita de las de café.
  2. La miel pesa más que el azúcar.
  3. Para no alterar la miel será interesante que el horno funcione 10 grados más abajo cuando se usa miel que cuando se emplea azúcar. Proporcionalmente, el tiempo de horno se alarga­rá en un cuarto de hora más cuando se utilice miel en vez de dicha azúcar.
  4. Cuando la miel suplanta al azúcar en una receta donde entran líquidos, por cada vaso de miel se quitarán 3 cucharadas soperas de líquido.
  5. Así como la temperatura varía y el tiempo de horno tam­bién, al emplear miel en vez de azúcar, del mismo modo debe cuidarse que los batidos se alarguen un poco más en estos casos.

Miel con Helado

Una combinación poco usada pero no por ello menos agra­dable es la de la miel con cualquier clase de helado. Se agrega a este último, simplemente.

Usos y recetas de la miel

Propiedades y beneficios la Espinaca y el Estramonio

Crema de Miel

En cantidad de dos partes de crema y una de miel se mez­clan y se baten, hasta que se hayan mezclado bien. La crema de miel puede agregarse a diversos platos.

Vino de Miel

Existen varias formas de hacer el vino de miel, enomiel o hidromiel. Daremos las más simples de ellas:

24 litros de sidra, 5 kilogramos de miel, pónganse a fermen­tar juntos. Después, agregúese 1 litro de aguardiente y 1 litro de ron, 80 gramos de tártaro, blanco o rojo, ya diluido, 3 gramos de almendras amargas y 4 gramos de clavo de olor.

Usos y recetas de la miel

Propiedades y beneficios del Girasol y el Gordolobo

Otra forma:

Échense en marmita, preferiblemente de cobre, 10 litros de agua y 3 de miel. Póngase el todo a cocimiento. El fuego debe ser lento, y la cocción no abarcará menos de un par de horas. Un detalle de importancia es despojarla de la espuma a medida que ésta se va formando. Después se cambia de recipiente, prefirién­dose este otro de hojalata o loza, y cuando se haya enfriado se pasa a una pequeña bordelesa, que se tapará sin mucho cuidado. A la primera fermentación deberán seguir por lo menos dos más, cambiando en cada una de recipiente.

Así estará en condiciones de ser embotellado el hidromiel, aunque téngase en cuenta que como es muy propenso a hacer estallar las botellas, será una bue­na medida de precaución poner éstas en arena, con agua salada.

Esta segunda manera de hacer el vino de miel da como re­sultado un producto más natural que el anterior, que por conte­ner bebidas espirituosas puede dañar la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *