Suplementos para perder peso

Los suplementos dietéticos están en la frontera entre los alimentos y los medicamentos. Se presentan en forma de comprimido, cápsula, ampolla bebible, polvo granulado y concentran, en un mínimo de volumen, el máximo de nutrientes naturales de origen mineral o vegetal.

Con los alimentos tienen en común el hecho de que se toman por vía oral. Como medicamento, nos centraríamos en sus propiedades terapéuticas.

 

En líneas generales tienen las siguientes propiedades:

  • Salvar las deficiencias en principios vitales (minerales, vitaminas, enzimas y aminoácidos) de la alimentación actual, a menudo demasiado refinada, desnaturalizada y desequilibrada.
  • Aumentar la resistencia de nuestro organismo frente al estrés, la enfermedad y el cansancio físico o mental.
  • Revitalizar a los convalecientes y las personas que se encuentran en baja forma.

Suplementos dietéticos naturales para perder peso

La naturaleza brinda valiosos suplementos dietéticos

Hay suplementos simples y puros, nobles, como el po­len, la levadura y el germen de trigo. Se trata de sustan­cias que tienen una composición muy compleja y aún misteriosa para los científicos, que sólo han podido aislar una pequeña parte de sus componentes, que juntos reali­zan una labor sinérgica y realmente beneficiosa para nues­tra salud.

En la actualidad, se comercializan una multitud de produc­tos compuestos, los complejos vitamínicos, y todo un surtido de combinados milagrosos.

Suplementos dietéticos que se pueden encontrar en la naturaleza

(Cápsulas de suplementos dietéticos de distinta naturaleza)

¿Qué podemos esperar de los suplementos dietéticos?

Des­de luego, no son la panacea para curar todas las enfermedades, pero sí que pueden proporcionar una mejora importante a nuestra salud y bienestar.

Esta mejoría puede ser a nivel preven­tivo, aumentando las defensas, mejorando la asimilación de nu­trientes y favoreciendo la limpieza de la sangre y la eliminación de toxinas. También puede ayudar a combatir el cansancio, fí­sico o mental, y mantenernos más jóvenes y vitales.

Se hace realmente complicada la clasificación de los dis­tintos productos, ya que la mayoría de ellos benefician a todo el organismo en general (por ejemplo el ginseng es un adap- tógeno, a la vez que un energético). Los hemos dividido en dos grandes grupos:

  • Suplementos vigorizantes o energéticos.
  • Plantas adaptógenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *