Semillas de chía para adelgazar

Se conoce como chía, pero su nombre científico es Salvia Hispanica. Es una planta nativa de México, Guatemala y Nicaragua, y una de las posibilidades que se presentan ante ti para ayudarte a adelgazar de una forma natural. En el artículo de hoy te proporcionamos información sobre las semillas de chía.

Semillas de chía para adelgazar

Propiedades y contraindicaciones

Son muchas las propiedades atribuidas a las semillas de chía pero, como siempre tratamos de ser honestos contigo, hemos de advertirte de que no existen estudios concluyentes que así lo determinen, al igual que con la metmorfina.

A través de la experiencia de otras personas, quienes defienden su consumo lo hacen porque nos ayuda a sentirnos ligeros por su capacidad de absorber el agua lo que, además, influye en la no aparición de la sensación de hambre. Y es que es capaz de aumentar varias veces su tamaño en ese proceso de absorción, formando una especie de gel.

Posee proteínas, potasio, calcio, hierro, vitamina C y E, fósforo o ácidos grasos esenciales omega 3, entre sus propiedades. También carbohidratos (fibra alimentaria) y grasas.

Aunque, como decimos, no están demostrados los beneficios que sobre nuestra salud puedan tener las semillas de chía, tampoco se ha observado ninguna contraindicación a su consumo que esté debidamente contrastada.

No quita para que puedan aparecer alergias u otros efectos desconocidos tras su ingesta que no están demostrados aún científicamente. Cada persona tendrá su propia experiencia.

Semillas de chía para adelgazar

Cómo se toman las semillas de chía

Dada su capacidad de absorber líquido, de manera similar a lo que hacen los granos de arroz, es habitual combinar su consumo con zumos, agua, leche u otros alimentos semilíquidos, como el yogur. Sin embargo, por su sabor agradable, también puede incluirse en otras recetas como salsas o incluso el pan, como si de sésamo se tratase.

Por ofrecerte algunas ideas, un desayuno completo y nutritivo es el compuesto por un yogur natural, frambuesas, semillas de chía y frutos secos como las nueces. Si prefieres la opción del líquido, son también múltiples las posibilidades, según tus gustos.

Puedes combinar una cucharada de semillas de chía con tu fruta favorita (como la sandía, la piña, el kiwi, la manzana o varias de ellas) y añadirle un poco de azúcar de caña o miel. Conocidos los efectos de otros alimentos como el jengibre, no está de más si los incluyes en la receta.

Algunos usuarios, realizando diferentes experimentos culinarios, también han logrado sustituir alimentos tradicionales por semillas de chía, y por Internet se pueden encontrar incluso recetas de postres, como el arroz con leche.

Semillas de chía para adelgazar

Dosis de las semillas de chía

Las semillas de chía se pueden consumir a diario. Como hemos explicado, puedes incluir una cucharada en algunos de tus platos.

Así pues, la chía es una herramienta natural de la que poco a poco iremos conociendo más, a medida que se vayan estudiando sus propiedades positivas.

Mientras tanto, y dado que no hablamos de un fármaco que necesite receta médica o pueda tener efectos adversos y demostrables sobre tu salud, te invitamos a que la incluyas en tu dieta. Y que nos cuentes tu experiencia, claro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *