Remedios naturales para la Artritis

Remedios naturales para la Artritis INCREIBLE !!!

Sintomas de la Artritis

¿Quién no la conoce? Ya que se trata aquí de la artritis simple. Artritis, pues se trata de una inflamación de las articulaciones. En realidad no conocemos la identidad de la artritis y menos aún sus ascendientes. Sólo conocemos los dolores.

Se trata de dolores agudos, permanentes, exacerbados sobre todo por los movimientos. Incluso a veces se la ve. ¿Cómo? Por la hinchazón de la articulación, que va en aumento y provoca una verdadera y real deformación. Asimismo se la ve en el aspecto de la piel, que se torna roja, caliente y brillante.

12140826425_19733d72dc_z

Remedios naturales para la Artritis

Para las artritis crónicas los especialistas en fitoterapia aconsejan tomar la infusión siguiente: cuatro rajas de limón, 5 gramos de lavanda y 5 de grama para un litro de agua. Posología: cuatro tazas diarias.

Estos mismos expertos aconsejan alternar durante la crisis el tratamiento anterior con otra infusión compuesta por 5 gramos de manzanilla romana, 5 gramos de lavanda, 10 gramos de violeta, y 10 de flores de salvia, para un litro de agua. Posología: cuatro tazas diarias.

Infusión de ortiga: dos o tres cucharaditas de té en una taza de agua muy caliente. Hacer una infusión y luego beber. Posología: dos o tres tazas diarias.

Acabo de hacer alusión a la ortiga. Esta planta puede ser considerada como la “vieja huraña” de todas las plantas medicinales. Se venga cuando se la coge, pero cura cuando se la utiliza. He aquí otra receta “popular”: “acariciar” la parte dolorosa con un ramo de ortigas. No será muy agradable, pero resulta sin duda muy eficaz.

Borsetta aconsejaba hace algunos años mezclar 200 gramos de alcohol puro o diluido con 10 a 12 gramos de alcanfor o 40 gramos de esencia de romero. Se obtiene así una especie de ungüento que puede utilizarse para masaje, como mínimo dos veces por día. Después del masaje rodear la articulación con compresas calientes de lana.

Después de la ortiga y del romero, llegan las fresas, pero esta vez para consumir. Lavarlas cuidadosamente y prepararlas con vino rojo o zumo de limón. Azucararlas. Dejar reposar todos esos ingredientes durante una hora, luego comerlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *