Remedios naturales para la Arteriosclerosis

Remedios naturales para la Arteriosclerosis

Arteriosclerosis causas, y síntomas

La arteriosclerosis es el endurecimiento, el espesamiento de las paredes de las arterias. En otras palabras, las arterias pierden su elasticidad y la sangre circula por ellas con dificultad.

Según las estadísticas, se observa que esta enfermedad manifiesta sus primeros síntomas clínicos aproximadamente hacia los 50 años. Sobre todo, son los hombres los afectados (las mujeres no se ven afectadas en la misma medida). Sería el caso de decir aquí: dime qué trabajo haces, qué vida has llevado y te diré si sufrirás arteriosclerosis.

Evidentemente es hacia los 50 años cuando habría que plantear esta pregunta. Independientemente del tipo de trabajo, ciertas personas parecen predispuestas a la arteriosclerosis, en particular los hiperactivos, los inestables, los ansiosos, aquellos que tienen tendencia a engordar (la obesidad parece ser un factor muy importante). Inútil añadir que el tabaco y la alimentación pueden tener también un papel decisivo.

La arteriosclerosis es de hecho la enfermedad de la vejez. Sus primeros síntomas son generalmente los siguientes: estado de debilidad general, dolores de cabeza, dolores difusos de la espalda, especies de calambres en las piernas, extrañas sensaciones de frío, vértigos durante los desplazamientos del cuerpo, zumbidos de oídos, insomnio, etc.

arteriosclerosis-2

Tratamientos naturales

Infusión de ajo: dejar macerar, durante 10 días, 50 gramos de ajo machacado en 200 gramos el alcohol a 60 grados (el alcohol para tomar debe ser siempre de vino); antes de acostarse tomar media cucharada diluida en un poco de agua azucarada.

Citemos también un tratamiento a base de zumo de limón: tomar en cada comida principal el zumo de dos o tres limones, aumentando gradualmente la dosis hasta seis limones diarios. Alternar 10 días de tratamiento con 10 días de descanso.

El tomate también actúa contra la arteriosclerosis. Rico en vitaminas, en nitratos de carbono, en ácidos vegetales y en fósforo, el tomate está indicado para todos aquellos que sufren de esta enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *