Remedios Caseros para Trastornos circulatorios

Remedios Caseros para Trastornos circulatorios

Trastornos  circulatorios: Remedios populares para prevenirlos

 

Remedios naturales 1: Amargo sueco

El amargo sueco depura la sangre y estimula la circulación. Como medida preventiva de los trastornos circulatorios se debería tomar una cucharadita de amargo sueco por la mañana y por la noche, diluida con agua o en infusión.

Según sea la gravedad de los trastornos circulatorios, se puede elevar la dosis hasta dos o tres cucharadas al día en media taza de infusión de hierbas, que se toma a sorbos la mitad media hora antes de las comidas y la otra mitad media hora después.

Remedios Caseros para Trastornos circulatorios

Remedios Económicos 2: Muérdago

El muérdago es una planta medicinal maravillosa para combatir todas las enfermedades cardiacas y circulatorias. Por sus cualidades medicinales puede tanto bajar la tensión alta como aumentar la tensión baja.

Remedios Caseros para Trastornos circulatorios

Remedio de la Abuela 3: Agua fría

Se humedece un paño pequeño, manejable, en agua fría (debe estar húmedo, pero no empapado) y se coloca durante la noche en la zona del corazón. Como aislamiento térmico se ponen encima un plástico y una toalla seca.

Además, se recomienda ducharse con agua fría o darse lavados fríos después de cada baño caliente. De esta manera se estimula la circulación y aumenta la capacidad de rendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *