Remedios Caseros para Otitis y Dolor de Oídos

Remedios Caseros para Otitis y Dolor de Oídos

Enfermedades Infantiles del Oído

La Otitis media está producida normalmente por bacterias. Esta enfermedad es muy frecuente en los niños, y a que en las enfermedades infecciosas como la escarlatina y el sarampión, los agentes patógenos penetran en el oído medio por medio de los vasos sanguíneos.

Si el pus que se forma entonces en esta zona no tiene salida, intenta buscarse otro camino. El tímpano forma una bóveda y el pus puede penetrar en las cavidades de la llamada apófisis mastoides. Los síntomas concomitantes de una otitis media son los fuertes dolores de oídos y la fiebre.

Se produce un enrojecimiento y una hinchazón del tímpano, que en algunos casos puede desembocar en sordera. Si el tímpano se rompe durante el transcurso de la enfermedad, expulsa pus gelatinoso.

Si la otitis era consecuencia de una inflamación después de una gripe grave, entonces se elimina normalmente una secreción sanguinolenta. En el caso de inflamaciones menos graves, la secreción es absorbida en el oído medio.

Dolor de Oídos

Lo que se describe como punzadas de los oídos afecta sobre todo a los niños, pero también a las personas mayores. El dolor de oídos generalmente se produce en otoño y en invierno. Se trata de una pequeña inflamación que de no ser tenida en cuenta puede desarrollarse hasta llegar a convertirse en una enfermedad más grave.

La persona afectada se queja de un picor desagradable en el interior del oído que va haciéndose cada vez más punzante. De vez en cuando acompaña también a este dolor de oídos una fiebre ligera. Si el afectado es un niño, se le debería llevar al médico como muy tarde en este momento.

otitis

Tratamientos Efectivos para la Otitis y Dolor de Oídos

 

Remedio Popular 1: Reposo

Regla general: El paciente tiene que guardar cama obligatoriamente. El oído debe mantenerse caliente con una bolsa de agua caliente. Después de la supuración se debería irrigar el oído con manzanilla y limpiarlo suavemente con una torunda de algodón.

La piel debería protegerse con ungüento de óxido de zinc, caléndula o galio. El algodón se aplicará con mucho cuidado: en ningún caso debe taponarse el conducto auditivo. Esto conduciría al endurecimiento del pus.

lavenda

Remedio Botánico 2: Aceite esencial de lavanda

En caso de que el médico no pueda visitar al enfermo, lo mejor es ponerle un tapón de algodón empapado en aceite esencial de lavanda y mantenerlo caliente. Esto se hace con un tapón de algodón, un paño de lana que dé mucho calor y una bolsa de agua caliente, que se colocan sobre el lugar inflamado.

Remedios Naturales 3: Ajo fresco y miel

Mezcle ajo fresco y miel para luchar contra la infección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *